la presentación más seria de la SER

La SER presentó su programación como nunca se había hecho. Todos los años era más de lo mismo: en antena, ya sea en el “Hoy por Hoy” o en “La Ventana” o estaban presentes o entraban por teléfono los directores de los programas, charlaban, había buen rollo, y más de lo mismo: a ser líderes tranquilamente.

Este año, no. La presentación simpática, sin cambios, con risas y sin mucha alaraca ha sido la de Onda Cero. La SER, sin embargo, esta temporada se ha presentado más seria de lo normal. Con un tema sobrevolando el ambiente. Un tabú. El tema, ya se sabe: Paco González y Pepe Domingo Castaño no están. La discusión con Anido. ¿Quién presenta la temporada y se pone en mitad de la foto? Anido. Y sobre todo, la idea-fuerza de la SER este año: el equipo.

Y la marca “SER”. Se han empeñado en vender que la marca “SER” es la más importante, la radio de toda la vida y que sin embargo se renueva. Y no cabe duda de que es así. Lo que pasa es que el resto de temporadas no hacían tanto hincapié en ello. Lo que pasa es que ha habido en la presentación dos notas discordantes: una, la de Gemma, que empezó hablando de lo doloroso de las marchas de este año, y Manolo Lama, que dijo que sería injusto incluso consigo mismo si no se acordaba de Paco y Pepe. Eso debería ser el estilo SER: “gracias, hemos hecho mucho camino juntos, os deseamos lo mejor y competiremos”. Sin embargo, este verano la línea de Gemma y Lama no ha sido la seguida, precisamente, porque hasta ha habido guerra de comunicados entre SER y COPE.

No hay demasiadas novedades. La SER tiene 4.700.000 oyentes, de los cuales casi 2.000.000 escuchaban el “Carrusel Deportivo”. El mínimo de oyentes, en todo caso, son 2.700.000 oyentes, y con que sólo se llevasen la mitad de la audiencia del programa, (quizá el peor de los casos), empezarían la temporada casi con 4 millones de oyentes. El liderazgo está asegurado. No debe existir el nerviosismo.

Echaba de menos la alegría de otras veces. Además de la renovación del equipo de deportes, existen las ausencias en el “Hoy por Hoy” de Carlos Elordi y de Luis del Val. Y la muerte de Carlos Mendo ha dejado en el último momento un poco triste al “Hora 25”. Por lo demás, todo sigue casi igual. Lo que funciona no se toca. Pequeñas novedades, pequeñas mejoras, y renovación de liderazgo. Por primera vez, quizá el EGM depare alguna sorpresa, pero echando mano del eslogan de la cadena, esto lo deberían saber solventar con trabajo y paciencia ¿o no?

Presentar la programación en el estudio con todos los directores de programas detrás y en el micrófono los jefazos no parece lo más propio. Vuelvo al principio: la alegría de Onda Cero faltaba en la de la SER, que han aprovechado su nuevo estudio principal para dar imagen de modernidad, pero se han olvidado de que quizá ha quedado todo muy oscuro. 16 años llevan de liderazgo, pero no todo van a ser caminos de rosas.

Me hace gustará escuchar una de las cosas que han anunciado esta temporada: intentarán, para el 20 aniversario del “Hablar por Hablar”, reunir a todas las directoras que ha tenido el programa una noche. Gemma, Cristina, Mara, Macarena… y sí, también quizá Fina. ¿Sabremos por fin qué pasó con ella?

1 comentario

  • josemarcos

    creo que efectivamente, la ser perderá bastante. aunque la cope le falta, además, de los profesionales que se ha llevado,variar un poco los contenidos de sus programas, pues enesencia, se mantiene la misma factura. y como decía auqelo: aunque la mona ….

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *