Radio Nacional: intentando la reconquista

Han presentado la nueva temporada de Radio Nacional. Pocos cambios gordos. Desde luego no tan gordos como los de la COPE. Saben perfectamente que la fórmula que están llevando va bien: como se ve en el gráfico, a partir de 2008, poco a poco van ganando oyentes. Han pasado una época larga de muchos cambios y ahora lo mejor es no tocar demasiado las cosas. Ya se sabe, lo que funciona…

¿Qué han dicho en la presentación? Bla, bla, bla… Que si más profundidad, que si más claridad, que si se informará con rigor… Casi mejor ahorrarse palabrerío. Han dicho que Radio 5 era una gran apuesta de la temporada y que Radio 3 era “una joya”. Perfecto. Palabras.

¿Qué no han dicho claro en la presentación y deberían haber resaltado? Que continúa Lucas, cuyo programa es el gran pilar de la cadena y su garantía de ir creciendo sostenidamente. Que les está funcionando y que es bueno. Que Toni Garrido toca pocas cosas, que ha fichado a Elvira Lindo (cuyo “Manolito Gafotas” nació precisamente en la radio), y que hacía mucho tiempo que las tardes de RNE no olían los 200.000 oyentes. Lo que sí me gusta es que presenten de nuevo a Pepa Fernández como una gran estrella de la cadena, porque garantiza mucha audiencia y  cultura en un programa que es la bandera de la radio pública. Una fotito de los tres…

Una de las verdaderas novedades es el espacio de 12 a 1 de la madrugada, en la que Silvia Tarragona estrena “Afectos” y que será un debate alternativo a todos los deportes de las otras grandes cadenas. Otra de las novedades es que a Ana Sterling le sacan de la noche para presentar el informativo de mediodía, y que en el “24 horas” se estrenará Íñigo Alfonso. Y para los huérfanos de “La Transversal”, que se ha despedido en la noche de los domingos, desvelar que será Pilar Tabares (la que salía en OT y se ocupaba de la parte musical de RTVE) conducirá una revista de tres horas. El resto de novedades y las ya comentadas, si las quieres oír de voz de los protagonistas… pues ya sabes, pincha abajo.

Ir a descargar
Una vez terminó la presentación oficial, se dijo lo que realmente pensaba el personal: que esperan pescar en el río revuelto que esperan que sea la SER, ya que han notado, sobre todo con “Tablero Deportivo”, un aumento de oyentes en la última oleada del EGM. Benigno Moreno (el presi) claramente ha expresado que espera que los descontentos con la SER y no se quieran pasar a la COPE se queden en “el punto medio”.

RNE, a pesar de estar empezando a remontar el vuelo, cada vez tiene menos presencia en cuanto a audiencia. Sumando los oyentes de RNE, RNE Clásica, Radio 3, Ràdio 4 y Radio 5 nos salen menos oyentes que, por ejemplo, Onda Cero.

Radio Clásica va a poner un par de programas dedicados a los jóvenes, Radio 3 va a tener nuevos programas y nuevos horarios… realmente llevan un tiempo muy movido, entre despidos y cambios horarios; este año despidieron a un peso pesado e histórico de Radio 3, como es Diego Manrique y su “Ambigú”. Ràdio 4 ha sido descabezada también, y por tanto desaparece el espacio vespertino “Cel Obert”, a cambio aparece un nuevo programa y Toni Marín (el ex-sustituto de Gemma Nierga en “La Ventana”) tendrá que levantarse a las 6 de la mañana para conducir el programa de la pública en Cataluña. Y Radio 5 incluirá nuevos microespacios-píldora… Dicen que modernizarán la fórmula.

A río revuelto, ganancia de pescadores. En esta temporada los de RNE (el director, Lucas, los de Tablero Deportivo…) están convencidos de que les toca ser pescadores. Ahora, alguna fórmula, como Radio 3, es río revuelto. Lo que pasa es que hay pocos que puedan pescar en ese río… es un río muy lejano al resto. De todas maneras, siempre se dice que una emisora pública debe buscar la calidad y no la audiencia… de acuerdo, pero ¿cuántas personas son necesarias para justificar una emisora de calidad? Vistas las tendencias, no parece que tengan problemas esta temporada y este debate seguramente no se abrirá.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *