El gran engaño - El misterio del numero 13 y el Vaticano (Parte I). en El Oro de los Dioses - iVoox

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación. Si continuas navegando, consideramos que aceptas el uso de cookies.

Aceptar
Más información
El gran engaño - El misterio del numero 13 y el Vaticano (Parte I).

El gran engaño - El misterio del numero 13 y el Vaticano (Parte I).

Audio no disponible. Inténtalo más tarde.
Preparando para la descarga

Preparando audio para descarga.

Escucha patrocinada. El audio empezará en pocos segundos...

Audio no disponible. Inténtalo más tarde.

Déjanos tu email y te enviaremos gratis los mejores audios de Misterio y otras realidades.

Descripción de El gran engaño - El misterio del numero 13 y el Vaticano (Parte I).


religión masonería conspiraciones vaticano nuevo orden mundial satanismo nwo lucifer


Este audio le gusta a: 12 usuarios

Comentarios

Por decisión del propietario, no se aceptan comentarios anónimos. Regístrate en iVoox para comentarlo.

Hola hermanos en Cristo. Reciente mente mire una publicación de su Iglesia llena de comentarios horrendos contra la Iglesia Catolica, la Virgen Maria, etc. Y me preguntaba yo? Porqué estos hermanitos nos odian tanto? ¿No tendrán algo mejor de que predicar y comentar? Seguramente son fieles que no van a su iglesia a llenarse de Dios. Y de su amor de Deios, los que si van seguramente tienen un gran respeto a mi Iglesia. Pero después de escuchar a ustedes los que sí saben! He creído que toda su congregación se es presa de la manera que lo hacen porque ustedes les dan esa alimentación, y su boca habla de lo que su corazón está lleno. Que Dios les bendiga.

Hola hermanos en Cristo. Reciente mente mire una publicación de su Iglesia llena de comentarios horrendos contra la Iglesia Catolica, la Virgen Maria, etc. Y me preguntaba yo? Porqué estos hermanitos nos odian tanto? ¿No tendrán algo mejor de que predicar y comentar? Seguramente son fieles que no van a su iglesia a llenarse de Dios. Y de su amor de Deios, los que si van seguramente tienen un gran respeto a mi Iglesia. Pero después de escuchar a ustedes los que sí saben! He creído que toda su congregación se es presa de la manera que lo hacen porque ustedes les dan esa alimentación, y su boca habla de lo que su corazón está lleno. Que Dios les bendiga.