Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación. Si continuas navegando, consideramos que aceptas el uso de cookies.

Más información Aceptar
x

TODA LA VERDAD SOBRE EL DON DE LENGUAS. POR ALEXANDER GELL: estudiante de la biblia.

El audio empezará en pocos segundos...

Audio no disponible. Inténtalo más tarde.

Publicado en el Podcast Podcast SANA DOCTRINA CRISTIANA., en Fe, filosofía y espiritualidad
 5
 8
23/05/2012

TODA LA VERDAD SOBRE EL DON DE LENGUAS.
POR ALEXANDER GELL: estudiante de la biblia.
Vamos a analizar brevemente algunos pasajes bíblicos para ver ... si el don de lenguas que existe en este tiempo en las iglesias carismáticas, evangélicas y pentecostales son las mismas lenguas que hablaron los primeros cristianos cuando vino sobre ellos el poder del altísimo desde el día de pentecostés.
¿Qué es el don de Lenguas?
El don de Lenguas se clasifica teológicamente bajo la categoría de dones conocidos como “señales y prodigios”. Esta categoría encierra los siguientes dones: don de Fe, dones de Milagros, dones de Sanidades, don de Lenguas y don de Interpretación de Lenguas. La Biblia nos da el significado de este don por medio de ejemplos que encontramos específicamente en el libro de Hechos capitulo 2. Cuando el Espíritu Santo de Dios vino sobre los como ciento veinte que estaban en el aposento alto, estos fueron llenos del poder de Dios y comenzaron a hablar en otras lenguas. A los que promueven las lenguas pentecostales o carismáticas les agradan los versos 1-4. Veamos:
“Y como se cumplieron los días de Pentecostés, estaban todos unánimes juntos; y de repente vino un estruendo del cielo como de un viento recio que soplaba, el cual lleno toda la casa donde estaban sentados; y se les aparecieron lenguas repartidas, como de fuego, que se asentó sobre cada uno de ellos. Y fueron todos llenos del Espíritu Santo, y comenzaron a hablar en otras lenguas, como el Espíritu les daba que hablasen...” Hasta aquí, la parte del pasaje de Hechos 2 que citan tan a menudo los pentecostales y los católicos carismáticos. Pero, haciendo valer el dicho: El texto sin el contexto es un pretexto, vamos a ver el resto del pasaje.
Veamos los textos desde el 5 hasta el 11:
“Moraban entonces en Jerusalén Judíos, varones religiosos, de todas las naciones debajo del cielo. Y hecho este estruendo, se juntó la multitud; y estaban confusos, porque cada uno les oía hablar su propia lengua. Y estaban atónitos y maravillados, diciendo: He aquí ¿no son Galileos todos estos que hablan? ¿Cómo, pues, les oímos nosotros hablar cada uno en nuestra lengua en que somos nacidos? Partos y Medos, y Elamitas, y los que habitamos en Mesopotamia, en Judea y en Capadocia, en el Ponto y en Asia, en Phrigia y Pamphilia, en Egipto y en las partes de África que está de la otra parte de Cirene, y Romanos extranjeros, tanto Judíos como convertidos, Cretenses y Árabes, les oímos hablar en nuestras lenguas las maravillas de Dios”.
Ya podemos ver por qué estos versos no se citan. Sencillamente Revelarían el fraude de las lenguas en los movimientos carismáticos modernos. Vemos que, en estas citas de Hechos, se mencionan otras lenguas, su propia lengua, nuestras lenguas en que somos nacidos, y nuestras lenguas. En ninguna de estas palabras podemos hallar ni la más mínima idea de que estas lenguas eran palabras sueltas, repetitivas y sin significado alguno, como vemos en estas iglesias evangélicas, pentecostales y carismáticas de hoy.
Este fenómeno supernatural, hablar lenguas, viene de las palabras griegas glossa: lenguaje ó dialecto y la palabra laleo, que significa hablar o emitir sonido; unidas comúnmente se lee como glossolalia; y es lo que describe en el texto griego lo que conocemos como ‘hablar en lenguas’ (la traducción original es: hablar en idiomas). Se dice que había en Jerusalén prosélitos de todo el mundo conocido en aquel entonces los cuales hablaban distintas lenguas o idiomas. Cuando los cristianos comenzaron a hablar en otras lenguas por medio de la obra sobrenatural del Espíritu de Dios, estos visitantes se maravillaron porque les oían hablar en su propia lengua en la que habían nacido la cual estos cristianos nunca antes habían conocidos o estudiado. Se calcula, según el relato bíblico, que se hablaron alrededor de 17 idiomas (dialectos) distintos.
Así que tenemos que el Don de hablar en Lenguas es la habilidad sobrenatural obrada por Dios a través de su espiritu por medio de la cual una persona puede hablar con fluidez en varias lenguas (idiomas extranjeros) nunca antes aprendidas para de este modo predicar el evangelio a personas extranjeras de diferentes dialectos. De eso nos dice claramente el apóstol Pablo en su primera carta a los Corintios lo siguiente:
1 Corintios 12: 4-11.
‘’ Ahora bien, hay diversidad de dones, pero el Espíritu es el mismo. Y hay diversidad de ministerios, pero el Señor es el mismo. Y hay diversidad de operaciones, pero Dios, que hace todas las cosas en todos, es el mismo. Pero a cada uno le es dada la manifestación del Espíritu para provecho. Porque a éste es dada por el Espíritu palabra de sabiduría; a otro, palabra de ciencia según el mismo Espíritu; a otro, fe por el mismo Espíritu; y a otro, dones de sanidades por el mismo Espíritu. A otro, el hacer milagros; a otro, profecía; a otro, discernimiento de espíritus; a otro, diversos géneros de lenguas; y a otro, interpretación de lenguas. Pero todas estas cosas las hace uno y el mismo Espíritu, repartiendo a cada uno en particular como él quiere. ’’
Hemos de notar que el don de Lenguas genuino es en plural y no en singular. Pablo nos dice: a otro, diversos géneros de lenguas. Es decir, el que tiene este don tiene la capacidad por medio del Espíritu de Dios de hablar con fluidez en dos o más (diversos) idiomas que nunca antes había aprendido. ¡esto es un verdadero milagro¡ es como si yo, Alexander Gell, que nunca he hablado o estudiado Ruso o Chino o portugués de repente Dios me activa el verdadero don de lenguas y yo comience a predicarles a los Rusos, a los Chinos y a los portugueses entendiendo de repente el idioma de ellos y comunicándoles a ellos la verdad del evangelio con fluidez de palabras en el dialecto de ellos. ¿En que se compara este gran milagro que experimentaron los primeros cristianos con ese extraño don de lenguas que actualmente se habla en las iglesias evangélicas, pentecostales y carismáticas?.
Es de gran interés el notar que este don es sumamente espectacular siendo que el poder aprender una lengua desconocida toma a un adulto dos, tres ó más años y aun así son muy pocos los que con mucha práctica llegan a dominar el nuevo idioma con facilidad. Si tenemos en cuenta que cada idioma tiene reglas de pronunciación y sintaxis distintas y que los sonidos deben ser claros y precisos, para que se entienda con exactitud el mensaje que se está comunicando, esto hace del verdadero don de lenguas algo aun más impresionante. Desde el punto de vista humano, tal acontecimiento es simplemente imposible. El don de Lenguas es por lo tanto una obra ó manifestación única de Dios a través de su espíritu tal como lo dice la Escritura.
Por esto es que todos los reunidos en Jerusalén (los estudiosos calculan que para esas fiestas habían mas de 200mil peregrinos) estaban sorprendidos de que estos cristianos pudieran predicarles a tantas personas al mismo tiempo en sus propios idiomas.
¿Cómo fue que se manifestó el don de lenguas en Pentecostés? Esta fiesta hebrea se celebraba 50 días después de la Pascua. Conmemoraba la data de la ley en el Sinaí y también era una fiesta de agradecimiento a Dios por las cosechas. Para esa ocasión, se hallaban en Jerusalén miles de judíos y personas de otras naciones, que, luego de celebrar la Pascua, quedaban en la ciudad para Pentecostés.
Los discípulos, unos 120, habían estado en Jerusalén aguardando la promesa de Jesús de enviar sobre ellos poder de lo alto. Estaban en oración, cuando vino el viento recio que llenó toda la casa. Esa fue la primera señal, la cual atrajo la atención de la multitud. Luego aparecieron sobre los creyentes las lenguas (griego Glossai) de fuego, que fue la segunda señal. La tercera fue el escuchar a los discípulos, toda gente sencilla, quizás la gran mayoría sin educación formal, hablando diferentes idiomas. Podemos imaginar, siendo que había unas 17 lenguas diferentes representadas entre la multitud, que estos creyentes se dividieron en grupos hablando diferentes idiomas. La gente se acercó a los grupos que hablaban sus respectivas lenguas. En medio de las alabanzas, oraciones y cortos mensajes, Pedro dio su discurso que fue traducido en todos los idiomas allí representados. Fue un día glorioso. Unas tres mil personas se decidieron por el Evangelio de Jesucristo. Hechos 2:14–42 resalta el contenido del discurso de Pedro. El apóstol no estaba repitiendo las mismas frases una y otra vez como sucede en la actualidad en las iglesias, sino que estaba comunicando un mensaje de vital importancia que todos sus oyentes entendian. Esto es muy diferente a lo que vemos hoy en las iglesias pentecostales o carismáticas donde el hablar en lenguas se ha limitado a simplemente unas palabras ininteligibles y repetitivas: una jerigonza que no tiene ningún sentido como vamos a demostrar más adelante.
El fenómeno se manifestó repentinamente (verso 2). Las palabras que comenzaron a salir de la boca de los apóstoles no eran generadas por una sesión de alta carga emocional. Los apóstoles no se estaban poniendo en un estado de excitación con música ni con la repetición de ciertas frases religiosas. Al contrario, se trató de un milagro de Dios que ocurrió instantáneamente. En segundo lugar, no se menciona que alguno de los apóstoles cayera a tierra a revocarse en el suelo supuestamente bajo el poder de Dios, ni se mencionan otros excesos como los que caracterizan tantas reuniones pentecostales modernas. Un dato importante que debe resaltarse en Hechos 2:4–12 es que los apóstoles no estaban empleando la llamada habla extática, sino que estaban hablando en idiomas conocidos que sus oyentes claramente entendían.
En ese tiempo, cuando el mensaje de Cristo comenzaba a ser predicado, el don de lenguas era esencial. Ya hoy, con iglesias en todas las naciones del mundo y en todas las lenguas, el don no es tan esencial; aunque si se diera una circunstancia parecida a la de Pentecostés, Dios obraría de igual forma con el don de lenguas. Según Pablo, el don se divide en dos partes: hablar en lengua y traducir la lengua extraña. Dios puede usar a una persona hablando un idioma que él no conoce, o usar a algún hermano traduciendo a la lengua de la congregación el mensaje traído por el predicador extranjero. El problema hoy es que en una congregación de habla castellana, y el predicador también habla esa lengua, pero de repente interrumpe su alocución para introducir unas palabras sueltas, sin sentido y repetitiva, que nada tiene que ver con ningún idioma.
LAS LENGUAS EN LA CASA DE CORNELIO. Hechos 10:46 Pedro visita la casa del centurión Cornelio.
En ese lugar se derramó el espíritu de Dios y comenzaron a hablar en otras lenguas. En pasaje dice: "Porque los oían que hablaban en lenguas..." La palabra griega para lenguas usada aquí es: glosa (idiomas). Lo que hablaron en esta ocasión fueron idiomas para que las personas presentes oyeran y comprendieran cada uno en su lengua el mensaje del evangelio. Esto se deduce por lo siguiente:
1. En la época en que estos acontecimientos se llevaron a cabo, Cesárea era un puerto principal para Palestina. Es sabido que en los puertos principales se hablan diversos idiomas.
2. La Biblia dice que Cornelio tenía varios soldados, pues era "centurión de la compañía llamada la Italiana" (Hechos 10:1) sabemos que en el ejercito romano habían soldados de diferentes nacionalidades.
3. En Hechos 10:24 dice que Cornelio había invitado a parientes y amigos más íntimos para que escucharan las palabras del apóstol Pedro, y es de suponerse que entre ellos podía encontrarse personas de diferentes idiomas ya que Cornelio parecía ser un centurión importante.
Estos tres puntos hacen suponer que fue un evento bastante parecido al Pentecostés en Hechos capítulo 2, esto lo testifica el apóstol Pedro cuando estaba dando el reporte de lo sucedido en la casa de Cornelio a los líderes cristianos de Jerusalén:
‘’cuando comencé a hablar, cayó el espíritu santo sobre ellos también, como sobre nosotros al principio’’. Hechos 11: 15.
La Biblia no dice exactamente lo que hablaron, pero sí dice que se entendía; pues afirma que "magnificaban a Dios" (Hechos 10:46). El don de lenguas en este caso fue para anunciar el evangelio a los presentes extranjeros en casa de Cornelio en la ciudad de Cesárea.

El apóstol pablo y los idiomas:
Gracias a su trasfondo cosmopolita, Pablo hablaba varios idiomas. Durante su juventud, que vivió en el ambiente helenístico de Tarso, se familiarizó con el griego (Hechos 21,37.) y escribió sus cartas en el griego koiné. En el periodo en torno al comienzo de nuestra era había muchos no griegos que eran capaces de expresarse en esta forma simplificada del griego clásico. Al igual que el inglés en nuestro tiempo, el griego koiné hacía posible comunicarse con gentes de otras culturas y razas. Pablo era además ciudadano romano. No lo sabemos a ciencia cierta, pero es muy posible que también hablara latín. Y para asombro de los enfurecidos judíos de Jerusalén, también hablaba sus idiomas; el hebreo y arameo (Hechos 21,40; 22,2).
El dominio de varios idiomas facilitó a Pablo sus viajes a través de todo el Imperio Romano y la posibilidad de hacerse entender casi en todas partes. Visitó importantes centros urbanos como Antioquía en Siria, Éfeso en Asia Menor, Filopos, Corinto y Atenas en Grecia y finalmente, coronando su obra, en Roma - Italia.
En sus visitas siempre se quedó mucho tiempo en cada ciudad y lo más probable que aprendiera sus idiomas, por eso él pudo decir yo hablo muchas lenguas.
Ya en este punto debemos hacernos la siguiente pregunta:
¿ES EL DON DE LENGUAS LA EVIDENCIA DEL BAUTISMO DEL ESPÍRITU SANTO?.
Respondo con, y por experiencia personal, un rotundo: ¡no¡, ¡No lo es ¡!.
EN HECHOS 8:17, LOS QUE RECIBIERON EL ESPÍRITU SANTO NO HABLARON EN LENGUAS.
En Hechos 8:17 se nos menciona que los creyentes fueron bautizados con el Espíritu Santo, pero no dice nada de lenguas, ¿por qué? Porque el don de lenguas en Hechos es la capacidad milagrosa de que los hombres entendieran el mensaje de las Buenas Nuevas. Y en Samaria no había necesidad de que los siervos de Dios hablaran en otros idiomas, ya que los samaritanos y los judíos tienen idiomas parecidos o iguales.
Ahora analicemos Las lenguas modernas.
Para el 1902, luego de varias agrupaciones aisladas, se estableció en los Estados Unidos la primera iglesia de corte pentecostal que pretendía hablar en lenguas. Con el correr de los años, se han formado varios millares de iglesias de avivamiento, incluyendo las llamadas “Iglesias Independientes”. Todas tienen un denominador común: “hablan en lenguas”. Estas iglesias están dividiéndose constantemente, pero los que las dividen se llevan consigo las lenguas. Aunque a veces tienen doctrinas y prácticas muy diferentes y hasta se pelean entre sí, siguen hablando sus lenguas y realizando supuestos milagros. (Quiero aclarar que yo, Alexander Gell, creo en los milagros y creo que Dios puede obrar de manera poderosa a través de un verdadero creyente. Con lo que no estoy de acuerdo es con las manipulaciones que actualmente se hacen en el medio cristiano).
En una ocasión, mientras escuchaba un programa radial evangélico, un predicador pentecostal contaba sus experiencias en Rusia. El moderador le preguntó en qué idioma se comunicó con los rusos. Yo pensé: ahora va decir que habló ruso o que un ruso le tradujo del español. Pero el entrevistado, con toda candidez, dijo que habló en inglés, idioma que conocía, y que un hermano ruso que sabía inglés, le tradujo al idioma de la congregación. Obviamente nadie allí entendía el español. Tanto que los evangélicos, pentecostales y carismáticos católicos hablan del don de lenguas, sin embargo, cuando se produce de verdad la circunstancia, este no aparece. Es muy fácil engañar a una congregación con palabritas extrañas sueltas y repetitivas, pero la verdad es que el don bíblico no está presente.
Veamos algunas de las lenguas que se escuchan a menudo en los cultos de avivamiento.

Estas son del predicador A:
ISHA, ERRE, BABABABABABABAbababababababa, MANSO KENDA, USHA BEBEBEBEBE BE be be, URRA KIA, ANDELE MANSO KIA, MANDO KEMA, KEMA.

Predicador G:
SILA, JAIA, SAMA, ASA JAIA, MAKILA, URRA, LAJAIA, ILA SAIA; SAMANTA MANDA QUE MANDA.

Las del predicador R:
YENDO, KABA, SHENDA, LABA TALÁIAMA, HEMA, LA, KABA, TOIA, MAIA, LE MANSO, RAMALAIA, TÓLEMA, TALAMASAIA.

Veamos las del evangelista Y:
KAIA, SAMA IA, RASA, KAIA KIMA, MARRA, KALA, JAI, SÓMALA, CAMA, KIA, SÓBALA, RAMAIA, JALA, LUKU, BAIA, SÍQUEMA, MARRA, KILA, SÓJOBA, MARRA, KAI, SABA, MÁRRALA, KÍA, RASCA.

Uno que dijo unas palabras interesantes fue el predicador M. Veamos:
LAJA, CITA, URRA, BACA, TA, LA JAIA, ANDA, LA, KATA, LA SAIA, ORRA, BAKA, TA, LA, ISTA, LAJA, ANDA, LA, QUI, CASITA, ÁNDELE, KÍA, SAIA.

Y, por ultimo, el ‘’interesante’’ mensaje de la predicadora Z:
ririri, ririri ri ri ri, rerererere re re re , bebebebe be be be, kia, mamama, mamama, manseee, manso kenda. Isha, labasaya.

No hay que ser un experto en lingüística para darnos cuenta que estas palabras no pertenecen a lenguaje conocido alguno, a no ser por algunas muy parecidas a la lengua española, como RASA (algo que es plano), URRA (expresión de júbilo), YENDO (pasado del verbo ir), BEBEBEBE( bebe: niño pequeño o una orden de beber)SÓBALA (del verbo sobar), CAMA (lugar donde nos acostamos a dormir), KEMA (de quemarse) JALA (del verbo jalar), SILA (nombre de mujer), RASCA (del verbo rascar), MANSO (persona o animal tranquilo), MAMAMA (viene de mama o madre) ANDA (del verbo andar), BABABABA (proviene de baboso y también de baba: un dios pagano de la india)LAJA (piedra), CITA (palabra común para encontrarse con alguien), SAIA (o saya, falda), BAKA (o vaca, rumiante vacuno), CASITA (una casa pequeña), ÁNDELE (del verbo andar). MANDA (del verbo mandar)
Aunque parezca increíble; otras palabras o nombres pronunciados de manera rápida y repetitiva en medio del supuesto don de lenguas entre los pentecostales más ortodoxo (legalistas fanáticos y tradicionales) provienen directamente de los dioses paganos: SAMANTA (nombre de varias brujas de la edad media. Ese nombre en realidad es un grado espiritual entre los ocultistas). KENDA, KANDA O SHENDA (dioses o demonios muchas veces invocado por ocultistas de la ‘’nueva era’’ y otras culturas paganas). ISHA O USHA (nombres de diosas babilónica), MANSEE (nombre de un demonio africano también invocado en los ritos vudú por los haitianos). LABASAYA (otro nombre correspondiente a un dios africano).
Como podemos ver, cada predicador inventa las palabras de acuerdo a su propio idioma. Al colocar las palabras en desorden suenan extrañas y fácil para confundir. Algunos son muy creativos, añadiendo de vez en cuando algunas palabritas nuevas, pero en general, las lenguas habladas en los cultos evangélicos y pentecostales son siempre las mismas. Yo conozco a una joven evangélica que siempre repite las mismas lenguas, es decir; desde que la conozco siempre dice algo parecido a esto: BABABABA, URRA MANSO KENDA, KEMA RERERERERE re re. En una ocasión la iglesia fue visitada por un predicador evangélico y este, en medio de la euforia emocionalita que se desata en esos cultos, le puso el micrófono en la boca a la joven y el predicador dijo: ‘’ahora ella va a hablar en hebreo’’ y la joven comenzó a decir: ‘’BABABABA, URRA MANSO KENDA, KEMA RERERERE’ re re’, ¡LAS MISMAS LENGUAS QUE SIEMPRE REPETIA¡ debemos preguntarnos ¿Qué tienen que ver esas babosadas sin sentido con el idioma hebreo?: pues; ¡nada¡.
El fraude de las lenguas tiene otra vertiente: los intérpretes. A veces es el mismo predicador que traduce o interpreta las lenguas que él mismo ha pronunciado. Pero hay casos en que el “intérprete” es otra persona, tan mentirosa como el hablador de lenguas. ¿Cómo se puede traducir una palabra que no tiene significado?. He oído a un predicador decir: “Sila, maia, urra, la, banda”. El intérprete dice: “El hermano quiere decir que Jesús viene pronto y debemos estar listos.” En otra ocasión el predicador dice las mismas palabras: “Sila, maia, urra, la, banda” y el mismo intérprete dice: “El mensaje es: En la iglesia hay pecado. Dios está llamando al arrepentimiento.” ¿Qué idioma es este que una vez significa una cosa y luego otra usándose las mismas palabras?.
Existen en nuestro tiempo personas que dicen tener la ‘’capacidad de poder enseñar’’ a otros a hablar en Lenguas en una sola reunión. Mire lo que dice el anuncio de uno de estos maestros:
‘’Lo que voy a presentar aquí les va a enseñar a hacer lo mismo que dice el título: Usted va aprender a hablar en lenguas y a profetizar. Si usted ya no sabe orar en lenguas, usted lo va a saber para el tiempo que haya terminado [el curso]. Si usted no sabe cuáles son sus dones del Espíritu, usted va a saber cuáles son y como manifestarlos’’.
Esto, sin la intervención de Dios a través de su espíritu es cosa sumamente imposible y pretenciosa. Tales intentos deben ser descartados como manipulación no Cristiana. Si tenemos en cuenta lo que hemos mencionado arriba acerca de la dificultad de poder hablar con fluidez un idioma nunca antes conocido y que la Biblia declara que los dones son repartidos a cada uno por el Espíritu de Dios “según él quiere”, no podemos creer que alguien pueda aprender a hablar en Lenguas en una o dos reuniones o por medio del algún cursillo. “Pero todas estas cosas las hace uno y el mismo Espíritu, repartiendo a cada uno en particular como él quiere”. (1 Corintios 12:11).
En cierta ocasión vi una pastora que estaba ministrando el don de lenguas a otra dama. La pastora le impuso a la mujer una mano en el estómago y la otra mano en la garganta y comenzó a repetir: ‘’¡SUBE,SUBE, SUBE A LA GARGANTA¡ BABABABABABA¡¡ABRE TU BOCA Y DEJA QUE FLUYA BABABABABAA¡’’ la dama que estaba siendo ministrada, ya contagiada con las repeticiones que manifestaba la pastora, al rato comenzó a balbucear de la siguiente manera: ’’¡BABABABABABABA, BABABAABBABA, BABABABA¡’’. Debemos preguntarnos ¿Qué tiene esto que ver con el don de Dios a través del espíritu santo? ¿Cuándo en la biblia algún apóstol de Cristo ‘’ministró’’ el ‘’don de lenguas’’ de esa manera? Lo único que vemos en todo esto es manipulación y como los cristianos ‘’modernos’’ han corrompido el verdadero don de lenguas o idiomas que Dios le impartió a los primeros cristianos. Yo quisiera ver a esa pastora (la cual es dominicana) que se jacta de ‘’ministrar’’ y hablar en ‘’lenguas’’ delante de un Japonés o un africano de la tribu Zulú para ver si repitiendo BABABABABABABa ba ba ba va a poder predicarle el evangelio a esas personas en su propio idioma.
Si alguien posee el don de hacer sanidades, pero en la iglesia todos están sanos, su don se hace inoperante. Lo mismo pasa con el don de ayudas; no puede manifestarse si en la iglesia todos están bien económicamente. Pues bien, de igual manera si usted posee el don de hablar otros idiomas, pero en la iglesia todos hablan la lengua suya, entonces su don no es necesario. Es como si yo me pusiera en medio de una congregación que habla español y me pusiera a predicar o a orar en voz alta en portugués o en ingles y nadie pudiera interpretar esos idiomas. Por eso Pablo dice: “Procurad los mejores dones”. Hoy como nunca antes, el don de profecía es el más necesario. El mundo necesita conocer el mensaje final de Dios. Hombres y mujeres, si lo desean y cumplen lo requerido por el Señor, pueden ser portavoces de Cristo en estos últimos días. Si en alguna circunstancia hiciere falta el hablar en otros idiomas, Dios usará a alguien con este singular don. Pero hoy, con la confusión reinante al respecto, tenemos que estar en guardia contra los engañadores y manipuladores que, pretendiendo tener el don de lenguas, confunden a las masas con unas palabritas sin sentido y repetitivas que insertan en sus mensajes.
1 CORINTIOS 14.
El capítulo que más se tergiversa hoy es 1 Corintios 14. Algunos ‘’teólogos’’ evangélicos alegan que el caso de Corinto es diferente al de Pentecostés. Pero sólo hay un don de lenguas; el que Jesús mencionó en Marcos 16:17.
Una de las razones que dan los pentecostales para ese fenómeno es el texto de 1 Corintios 14:2, el cual dice:
“Porque el que habla en lenguas, no habla a los hombres, sino a Dios; porque nadie le entiende, aunque en espíritu hable misterios.”
Tomado a la ligera, el texto parece respaldar este ‘’movimiento moderno’’. Pero una vista al contexto completo dice algo diferente. Pablo dice: “…quisiera que todos vosotros hablaseis lenguas…” Luego de hacer la aclaración de lo que debe ser el hablar en lenguas en los versos 4-8, Pablo dice, en el verso 9: “Así también vosotros, si por la lengua no diereis palabra bien significante, ¿cómo se entenderá lo que se dice? porque hablaríais al aire.”
El verso 13 contiene una orden del apóstol: “Por lo cual, el que habla lengua, pida que interprete.” Eso quiere decir que si no hay quien interprete, no debe hablar a la iglesia. Luego dice que la oración debe ser en la lengua del pueblo para que haya edificación, pues nadie puede responder “Amén” si no entiende lo que se está diciendo. (Versos 14-17). Pablo se pone como ejemplo, ya que sabía varias lenguas (idiomas), pero en la iglesia prefería hablar en la lengua de sus oyentes, para dejarse entender.
Visto de acuerdo al contexto, entonces podemos volver el verso 2, que dice que nadie entiende al que habla en “lengua desconocida”. Sencillamente, aunque el apóstol no descarta el verdadero don de lenguas, está hablando del uso indebido de idiomas extranjeros en la congregación. Usted puede cantar u orar en su lengua y se edifica, pero el que no lo entiende queda sin alimento. Es como si yo, Alexander Gell, recibiera el verdadero don de lenguas y por causa de este don naciera en mi corazón la jactancia, de ese modo, cuando estoy en la congregación donde todos hablan en español yo, de manera jactanciosa, me pusiera a orar en francés o en italiano; esto era lo que estaba ocurriendo en la iglesia de los corintios: los corintios querían competir de manera jactanciosa con el asunto de las lenguas produciéndose de esta manera un tremendo desorden en la iglesia.
Los textos más importantes del capítulo, los que los pentecostales nunca mencionan, son los versos 27 y 28. Veamos:
“Si hablare alguno en lengua extraña, sea esto por dos, o a lo más tres, y por turno; mas uno interprete. Y si no hubiere intérprete, calle en la iglesia y hable a sí mismo y a Dios.”
Ahora vemos por qué no usan estos versos, pues los desenmascara como engañadores. Los que asisten a la iglesia y hablan una lengua distinta, tienen que buscar un intérprete; de lo contrario, les está prohibido el predicar o hablar a la congregación. Pero notemos fijamente el verso 28. Dice que al que no puede predicar por causa de su lengua extraña, que “hable a sí mismo y a Dios.” Aquí se cae el mito de que las lenguas que hablan hoy los carismáticos y pentecostales son por el Espíritu Santo y no tiene por qué ser entendidas por el que las habla. Sencillamente, el que habla otra lengua, aunque no puede dirigirse a la gente reunida, puede orar, leer su Biblia o cantar en su idioma y Dios lo escucha y él mismo “se edifica”. Así que los que hablan “en lenguas” sí saben lo que dicen en los idiomas que Dios le dió como don.
Otra cosa que el verso 27 aclara, y que ninguna iglesia pentecostal sigue, es que en el culto una gran parte, sino todos, hablan “lenguas” (y para colmo lenguas falsas). Estos señores dicen que nosotros, los que no aceptamos ese hablar en supuestas lenguas, estamos blasfemando a Dios al desenmascararlos. Pero no se dan cuenta que son ellos los que están blasfemando a Dios. Decir que un verdadero don de Dios proviene de Satanás, es blasfemia; pero también decir que un acto que es obviamente realizado por hombres es de Dios, también constituye una blasfemia. A mí, Alexander Gell, me han acusado de ser ‘’frio’’ en la iglesia; pero es que al notar que lo que se esta haciendo en el culto esta en abierta contradicción con lo que Dios ordena yo no puedo hacerme participe de esas cosas sabiendo que están mal. Por tanto, si demostrar el supuesto ‘’fuego pentecostal’’ es hablar esas lenguas estúpidas y sin sentido; pues yo prefiero ejercer el don de dominio propio y estar alerta contra las acechanzas y los engaños del diablo.
Yo personalmente he visto a ‘’grandes apóstoles modernos’’ que en medio de la predicación dicen: ¡AHORA TODOS LOS QUE HABLAN EN LENGUAS; HABLEN EN LENGUAS; ¡esto es una barbaridad. Cuando estos ‘’grandes ministros’’ dan esa orden en la iglesia lo que se desata es un terrible desorden que esta totalmente en contra de lo que dice la biblia. Por eso es que el apóstol pablo dice que tal acción lo que provoca es que los incrédulos nos cataloguen de locos y de esta manera el diablo gana su cometido: evitar que esas personas vengan a la salvación. Observemos, que el interés de Pablo era que la iglesia fuera edificada. Que los oyentes comprendieran lo que se decía. Y si alguien hablaba en un idioma desconocido, era necesario que hubiera un intérprete para que el mensaje idiomático fuera entendido por todos los presentes y, en el caso de no haber interprete, el que hablaba en lengua debía callarse la boca.
Muchas personas que pretenden hablar lenguas extrañas (vulgares jerigonzas), como supuesta evidencia que han recibido el bautismo del Espíritu Santo, en realidad están siendo engañadas. Lo que experimentan es un auto-hipnotismo que les conduce a un éxtasis. El autohipnotismo sucede cuando la persona repite en forma rápida algunas palabras, como por ejemplo: bababababa ba ba ba kema…kema, labasaya etc. Algunos, obligados por su pastor o ‘’pastora’’ (y más en el medio pentecostal tradicional), repiten jerigonzas en forma abierta. En este proceso el funcionamiento normal del cerebro se distorsiona y se condiciona a reflejos anormales con respecto al habla. En consecuencia, la persona empieza a hablar palabras distorsionadas que no existen. Este método es practicado por muchas religiones paganas.
Claramente podemos ver, que crédulos incautos son víctima de un manipuleo deliberado cuando recién se convierten en especial al sistema pentecostal o carismático ortodoxo. Cuando algo viene directo de Dios, no es impuesto por ningún hombre, ni se necesita autohipnotizarse para obtenerlo. ¡Gracias a Dios que personas como Yo, y otros, también hemos dado con la verdadera enseñanza de la Palabra de Dios.
Muchas personas que hablan jerigonzas, después de repetir ciertas palabras, no saben que esto es autohipnotismo. Equivocadamente, sus pastores les dicen que eso es la evidencia del bautismo del Espíritu Santo, cuando en realidad no es cierto. El autohipnotismo sugestivo representa un grave peligro para las personas que son inducidas a practicarlas. La razón es porque puede llegar a constituirse en un hábito. Por eso muchas personas resultan hablando jerigonzas cada vez que asisten al culto o en cualquier lugar: ¡!incluso en sus oraciones personales.!!
El hipnotismo sugestivo es obra diabólica. No tiene nada que ver con el Evangelio de la gracia por Jesucristo. Por eso cuando alguien, que se hace llamar siervo de Dios, quiera obligarnos a hablar lenguas extrañas repitiendo determinadas palabras, sepamos anticipadamente que es un mentiroso manipulador sugestivo practicante de hipnotismo. En este caso es mejor apartarse de él y de todo movimiento religioso de similares características.
Aunque en algunos casos sucede lo mismo que hacen los hinduistas de la nueva era con las pronunciaciones repetitivas de sus mántras: invocar demonios (muchas iglesias pentecostales y evangélicas hacen esto pues han sido engañados por Satanás a través de los mandamientos y normas, es decir: doctrinas y tradiciones de su concilio). Los mántras son nombres que los religiosos hinduistas les dan a sus dioses; de este modo cuando un hinduista cae en trance comienza a repetir mecánicamente esos nombres para que el ser espiritual que ellos están invocando se haga presente. La mayoría de dioses hinduistas comienzan con las palabras BABA, de ahí que varios maestros hinduistas de la nueva era se apropien ese nombre como en el caso del popular maestro hinduista SAIBABA. Por esto vemos a muchos de ellos repitiendo incesantemente las palabras mántricas BABA. Repitiendo esas palabras de forma consecutiva sonarían de la siguiente manera: BABABABABABABABABABABA ba ba ba. ¿Ha escuchado usted esto en alguna iglesia evangélica pentecostal?.
En varias ocasiones he escuchado nombres de dioses paganos en medio de la euforia emocionalita que se desata en los cultos pentecostales. Por ejemplo KENDA, SHENDA O KANDA son nombres de dioses hinduistas de la nueva era. También he escuchado los nombres de varios dioses africanos tales como LABASAYA Y MANSEE. También nombres de diosas femeninas de babilonia tales como ISHA O USHA. Muchas veces a estos nombres se les añade las palabras ANDA, manda o kema, por tanto, si en medio del ‘’hablar en lenguas’’ mencionan uno de esos nombres y le añaden las palabras ANDA, MANDA O KEMA sonaría de la siguiente manera: ANDA USHA LABASAYA MANDA (esto significa que se le esta dando autoridad de andar y mandar a esas entidades espirituales llamados USHA Y LABASAYA en el lugar donde se le invoca). Si dicen: BEBEBE KIA MAMAMA, MANSEE, ANDA KEMA, KEMA (están ordenándole al demonio MANSEE que ande y queme en el lugar de la invocación). Todas estas cosas yo, Alexander Gell, las conozco porque varios de mis propios hermanos de sangre estaban muy ligados al hinduismo, la nueva era, el yoga y otros sincretismos religiosos. Por eso es que puedo reconocer a esas entidades diabólicas por nombre pues mis hermanos los invocaban repitiendo sus mantras en sus ejercicios espirituales satánicos. En el tiempo que permanecí orando y predicándole a mis hermanos me di cuenta, con creciente horror, que verdaderamente Satanás ha logrado introducir mantras en las iglesias a través de ese falso don de lenguas; en realidad: en eso consiste el gran engaño de las falsas lenguas carismática y pentecostal. Gracias a Dios que ya mis hermanos se han apartado de esos engaños y están buscando la verdad a través de Cristo. Es por esto que nuestro señor Jesucristo aconsejaba a sus discípulos de la siguiente manera:
‘’ y orando, no uséis vanas repeticiones, como los gentiles, que piensan que por sus palabrerías serán oídos. No os hagáis, pues, semejantes a ellos. ’’ Mateo: 6: 7. (Esto es lo que sucede con el actual ‘’don de lenguas carismático’’; simplemente se ha convertido en vanas repeticiones y, en el caso de las iglesias pentecostales más tradicionales y legalistas, hasta invocan mantras que son nombres de espíritus inmundos. ¿Por qué lo hacen?; pues: porque han recibido una falsa enseñanza, o doctrina, que a través de los concilios obligan a los cristianos a sujetarse a normas, tradiciones y creencias que están en pura contradicción con las escrituras. Yo conozco algunas ramas pentecostales donde a las mujeres se les obliga a sujetarse a normas y mandamientos totalmente ridículos y legalistas, y si alguna mujer desobedece esos mandamientos se les acusa de impías pecadoras: no pueden desrizarse, no pueden usar pantalones, no pueden maquillarse un poco ni siquiera para su marido, algunas las sujetan a vestirse de manera obligatoria con ropajes desde el cuello hasta los tobillos por el resto de sus días, no pueden usar ni siquiera un arete; pues sus pastores dicen que por causa del arete pueden perder sus almas e ir al infierno ardiente, y un gran número de basuras doctrinales mas. De esta manera se pierde la libertad que Cristo les ha dado. En cierta ocasión una muchacha perteneciente al pentecostalismo extremo, es decir: fanático legalista, de las que siempre se visten con una especie de uniforme desde el cuello hasta los tobillos, me dijo que yo no era un verdadero cristiano y que mi lugar estaba en el infierno. Cuando le pregunte el porqué de su acusación me dijo: ‘’usted no puede ser un cristiano legitimo porque usted anda predicando y con la biblia en la mano y al mismo tiempo usa un pantalón yin’’. Cuando yo escuche esto no pude evitar reírme, pero al mismo tiempo sentí dolor en mi corazón de ver como el sistema pentecostal mantiene a sus feligreses atados a la superstición, el miedo, el fanatismo y el legalismo extremo. Esa muchacha aseguraba que por causa de yo predicar vestido con un pantalón yin era merecedor del infierno muestra el grado de engaño y esclavitud espiritual en que viven muchos pentecostales.)
Por otra parte; cuando se desata el emocionalismo pentecostal en medio de un culto y todos comienzan a hablar en ‘’jerigonzas repetitivas’’ sucede otro fenómeno totalmente contrario al ejemplo que nos dejaron Cristo y sus apóstoles: la gran mayoría comienzan a caer al piso, muchas veces mientras el pastor o algún otro líder comienza a imponerles las manos a las personas. No solo caen al piso, sino que unos comienzan a revolcarse, otros comienzan a lanzar grandes alaridos y para colmo todo esto se hace muchas veces delante de invitados incrédulos que entran por primera vez en la iglesia, destruyendo de esta manera la orden que Dios dijo a través del apóstol pablo de que todo debe hacerse decentemente y en orden. Luego esos líderes pentecostales tienen la muy cara dura de decir que lo que esta ocurriendo es una manifestación del espíritu santo. A esto debe añadírsele que algunos salen supuestamente danzando en el espíritu de manera alocada atropellando al que le queda al lado, dando fuertes pisotones a los demás y, al girar en círculos con los brazos abiertos y extendidos (como un trompo) y con los ojos cerrados, golpean a cuantas personas encuentran a su paso. He visto que a estos danzarines espirituales algunos otros hermanos los rodean para ‘’protegerlos’’ de que no se vayan a dar algún golpe contra las paredes, las sillas, las columnas de la iglesia o cualquier cosa con la que puedan chocar, como muchas veces si sucede a pesar de algunas precauciones; ya que entienden que la persona que esta danzando es porque esta en el espíritu y por tanto no tiene control de sus actos. Esto sucede frecuentemente en las mismas personas, aunque con el tiempo esto puede ‘’contagiar’’ a otros de la misma congregación (y luego quieren llamar a esto: gozarse en el señor).
Si fuera Dios a través de su espíritu el que con violencia derriba de espaldas a esas personas; debería también encargarse de hacerlos caer suave como una pluma al suelo; pero nooo!!, los muy tramposos tienen que tener asistentes de caídas para no desnucarse y hacerse bolas en el suelo. Yo mismo he sido testigo como una pastora comenzó a ministrar a una mujer en medio de jerigonzas repetitiva y esta mujer se desplomó de lado, sin darle tiempo a los asistentes para que la sostuvieran, y su cabeza se estrelló con una de las columna de concreto que sostiene la iglesia.
Si nosotros nos dedicamos a leer los evangelios nos vamos a dar cuenta que Jesús nunca impuso las manos sobre una persona para que esta cayera al piso. Es cierto y bíblico que Jesús y sus discípulos imponían sus manos sobre algunos enfermos y estos sanaban o para impartir algún don espiritual. En cierta ocasión Jesús dijo:
‘’tomarán en sus manos serpientes; y cuando beban algo venenoso, no les hará daño alguno; pondrán las manos sobre los enfermos, y éstos recobrarán la salud.
También en Hechos 8: 18 dice:
‘’ porque el Espíritu aún no había descendido sobre ninguno de ellos; solamente habían sido bautizados en el nombre del Señor Jesús. Entonces Pedro y Juan les impusieron las manos, y ellos recibieron el Espíritu Santo.’’
¡Lo que nunca vamos a encontrar en la biblia es a Jesús o a sus discípulos imponiendo las manos sobre las personas para que estas cayeran al suelo¡ ¡nunca lo van a encontrar¡ ¡yo reto a cualquier evangélico o pentecostal que nos demuestre con la biblia algún versículo cuando Jesús o sus apóstoles derribaron a alguien después de imponerles las manos¡¡nunca lo encontraran en la biblia¡.

En realidad lo que muestra la biblia es que las personas que caían al suelo eran porque estaban endemoniadas. Esas personas endemoniadas caían al suelo sin que Jesús les impusiera las manos:
Lucas 9: 42-43 dice:
‘’ Estaba acercándose el muchacho cuando el demonio lo derribó con una convulsión. Pero Jesús reprendió al espíritu maligno, sanó al muchacho y se lo devolvió al padre. Y todos se quedaron asombrados de la grandeza de Dios. ’’
Lucas 4: 33-35 dice:
‘’Había en la sinagoga un hombre que estaba poseído por un espíritu maligno, quien gritó con todas sus fuerzas: — ¡Ah! ¿Por qué te entrometes, Jesús de Nazaret? ¿Has venido a destruirnos? Yo sé quién eres tú: ¡el Santo de Dios!— ¡Cállate! —Lo reprendió Jesús—. ¡Sal de ese hombre! Entonces el demonio derribó al hombre en medio de la gente y salió de él sin hacerle ningún daño. ’’
Vemos con estos ejemplos que Jesús no tiraba al suelo a las personas, sino que solamente los endemoniados caían al suelo dando alaridos. A veces es inevitable que un demonio se manifieste en medio de una reunión como le pasó a Jesús en varias ocasiones cuando estaba predicando; pero en ningún momento Cristo les impuso las manos a un endemoniado o a alguien para que callera al piso. Jesús lo que hacía era libertar a esas personas y levantarlas. Jesús levantaba a las personas; nunca Les imponía las manos para tumbarlas, por tanto en las iglesias ‘’modernas’’ están haciendo todo lo contrario a lo que hacía Cristo: Cristo levantaba a las personas; ahora en las iglesias les imponen las manos y las derriban.
Una muchacha con un demonio de adivinación provocó el enojo del apóstol pablo, pero este no fue hacia ella a imponerles las manos o a echarle aceite supuestamente ungido’’ en la cabeza a la endemoniada para poder reprender ese espíritu de adivinación. El apóstol pablo simplemente dijo:
‘’ ¡En el nombre de Jesucristo, te ordeno que salgas de ella! Y en aquel mismo momento el espíritu la dejó. ’’ Hechos 16: 18.
Es cierto que delante de una gran visión divina la biblia muestra que algunos creyentes cayeron postrado en adoración (como en el caso de Daniel que cayó postrado delante del ángel de Jehová que le traía información de parte de Dios o Juan en la isla de patmos que cayó como muerto delante del Cristo glorificado en la visión celestial), pero esto es muy diferente a lo que se esta haciendo actualmente en las iglesias, sobre todo entre los pentecostales y evangélicos. Yo puedo testificar como he visto a cristianos imponer las manos sobre otros cristianos y empujarle la cabeza hacia atrás, de ese modo una persona que ya esta acostumbrada a ver a otros caer y al estar en medio de un momento de fuerte emocionalismo religioso y con un pastor o un líder que le empuje la cabeza hacia atrás en medio de jerigonzas repetitiva; instintivamente esa persona va a caer al piso. Realmente no comprendo, como gente que parece racional, pueda comerse entero esos cuentos estúpidos ya que este tipo de acciones son un claro fuego extraño metido en las iglesias cristianas. (Quiero aclarar que no estoy en contra de la imposición de manos, ya que esto es bíblico. Con lo que no estoy de acuerdo es con la manipulación emocionalita que nada tiene que ver con el ejemplo que nos dieron Cristo y sus apóstoles. También decir que los cristianos en sus reuniones pueden gozarse delante de Dios con danzas, cantos y júbilo; pero todo ‘’tiene que hacerse decentemente y en orden’’ tal y como lo ordenó Dios a través del apóstol pablo. Por ejemplo; yo, Alexander Gell, soy percusionista; me gusta tocar la batería o las congas, y hasta estoy aprendiendo a tocar piano, y yo me gozo delante de Dios con la música y los canticos junto con mis demás hermanos cristianos. Lo que nunca voy a apoyar es el alboroto emocionalita que a todas luces se nota que es una manipulación demoniaca en medio de un culto. Tenemos que tener discernimiento y dominio propio para adorar a Dios de una forma que el señor en verdad se agrade y apartarnos de todo falso emocionalismo como acostumbran los modernos evangelistas de fama mundial mostrar en sus show pentecostaloides).
Ahora vamos a analizar uno de los versículos más usados por aquellos que apoyan las modernas lenguas extrañas en las iglesias evangélicas y pentecostales:
Las lenguas angelicales.
‘’Si hablo en lenguas humanas y angelicales, pero no tengo amor, no soy más que un metal que resuena o un platillo que hace ruido. ’’ corintios 13: 1.
He escuchado a varios evangélicos pentecostales decir que las lenguas ‘’extrañas’’ que se habla actualmente en las iglesias no se entienden porque son lenguas angelicales y toman ese pasaje de corintios 13: 1 para apoyar esa postura. Pero vamos a demostrar que esa postura es totalmente errónea ya que nunca vamos a encontrar en la biblia a un ángel dando un mensaje en un idioma incomprensible. Por ejemplo el profeta Daniel sostuvo varios encuentros con ángeles que le trajeron mensajes de parte de Dios. Esto lo podemos leer en pasajes bastante extensos como Daniel capitulo 10. Este ángel que habló con Daniel no vino a decirle: BABABABA KIA, MANSO KENDA, mansee USHA EERERERERE BEBEBEB KIA. ¡NO¡, Este ángel le habló a Daniel en el idioma correcto para que Daniel lo entendiera.
O el caso del ángel que habló con moisés en el monte Sinaí: moisés entendía a este ángel ya que este mensajero celestial le estaba hablando en el idioma correcto sin necesidad de un intérprete o traductor.
Está también el caso del ángel que habló con maría. Este ángel le explicó a maría con lujo de detalles sobre como iba a concebir a Jesús el hijo de Dios. Este ángel le dió un mensaje claro y preciso. En toda la biblia vamos a encontrar que cuando los ángeles trajeron un mensaje de parte de Dios a los humanos siempre hablaron en el idioma correcto para que lo entendieran, y nunca con las jerigonzas ininteligibles y repetitivas que los evangélicos, pentecostales y carismático hablan en sus cultos.
Iª CORINTIOS 13. Este capítulo es interesante porque está en el contexto de las lenguas. Si nos fijamos bien, observaremos que en el último versículo del capítulo 12, se nos señala que el camino más excelente para la madurez cristiana, no son los dones sino el amor divino. En 13:1-3 se nos habla de "la prioridad del amor sobre cualquier acto de servicio cristiano". No es que Pablo crea o conozca las lenguas angelicales, sino que él está "llevando el lenguaje humano a su extremo" diciendo que aunque así fuera, sin amor, de nada serviría.
(Si usted, estimado oyente, quiere ver y escuchar en video a uno de los evangelista pentecostal más famoso hablando en lenguas puede entrar a internet y buscar en youtube con el siguiente link: ‘’Desenmascarando al falso evangelista Yiye Ávila’’ o con este otro link: ‘’Yiye Ávila hablando en lenguas’’. Pero le sugiero al oyente que primero se prepare para poder ver y escuchar ese video ya que produce nauseas; ya que el mismo es totalmente demencial. En ese video aparece este supuesto evangelista de fama mundial asiendo gala de las lenguas angelicales en un show nauseabundo y grotesco donde por espacio de más de quince minutos consecutivos este evangelista habla en supuestas lenguas angelicales en un estadio lleno de personas; pero lo más fuerte es que todas esas personas también comenzaron a hablar en lenguas todas al mismo tiempo, porque es contagioso, formando de esa manera lo que yo llamo ‘’show pentecostaloides masivo’’. La verdad es que para poder ver este tipo de espectáculo se necesita tener estómago).
En 1 Corintios 14:15-17: dice el apóstol pablo:
‘’ ¿Qué, pues? Oraré con el espíritu, pero oraré también con el entendimiento; cantaré con el espíritu, pero cantaré también con el entendimiento. Porque si bendices sólo con el espíritu, el que ocupa lugar de simple oyente, ¿cómo dirá el Amén a tu acción de gracias? Pues no sabe lo que has dicho. Porque tú, a la verdad, bien das gracias; pero el otro no es edificado.
Así que si la persona que habla en otra lengua puede distinguir si lo que está haciendo es oración o alabanza (bendición), por obligación se debe concluir que el que habla en otras lenguas entiende lo que dice aunque no pueda expresarlo o interpretarlo para que otros también lo entiendan. Por eso Pablo dice, “oraré con el espíritu, pero oraré también con el entendimiento”. ¿Con cuál entendimiento? Pues con el entendimiento que produce frutos para que el otro que está a mi lado quien no puede ser edificado si no oro, canto o bendigo de manera que el o ella me pueda entender, me entienda y sea edificado.
En estos versos Pablo también nos dan una enseñanza mucho más profunda y que no podemos pasar por alto. La persona que tiene el don de hablar en lenguas también tiene la capacidad para controlarse y decidir si habla, ora, canta o bendice en la lengua desconocida ó si no lo hace. La voluntad del individuo está activa y toma parte en el proceso. Esto indica una vez más que la persona que habla en lenguas está consciente de sí misma, cosa que refuerza aun más la interpretación de que la persona está en toda su cabalidad mientras ejerce este don. Nadie puede exigir que se le oiga porque no puede contener el impulso ó porque el Espíritu le está controlando. Y cuando una persona habla en Lenguas lo hace movido por el Espíritu; PERO controlado por su voluntad personal. La persona aunque guiada por el Espíritu Santo, tiene control total de lo que habla y cuando lo habla. Concluimos pues que cuando la persona comienza a hablar en lengua extraña lo hace siendo movido por el Espíritu Santo o poder de Dios pero a consecuencia de su voluntad. La persona está en sus cabales. Esto es confirmado aun más con el testimonio personal de Pablo a continuación. Finalmente, el apóstol da como consejo lo que parece ser su práctica personal y comportamiento con respecto a las lenguas en la congregación: 1 Corintios 14: 18-19:
‘’ Doy gracias a Dios que hablo en lenguas más que todos vosotros; pero en la iglesia prefiero hablar cinco palabras con mi entendimiento, para enseñar también a otros, que diez mil palabras en lengua desconocida. ’’
Vemos que Pablo tenía el don de lenguas genuino el cual es en plural. Él dice “hablo en lenguas (idiomas) más que todos vosotros”. Esto, otra vez nos indica que Pablo tenia entendimiento de lo que hablaba bajo la dirección del Espíritu de Dios porque él podía distinguir entre las lenguas (idiomas) que hablaba y por eso podía decir que hablaba en mas cantidad de idiomas que los cristianos de Corintios. Es decir, pablo sabia cuando hablaba en un idioma y cuando hablaba en otro. Pero el consejo de Pablo es que es mejor no hablar lenguas en la iglesia sino hablar con claridad en lengua conocida por todos para que otros puedan comprender y ser edificados a menos que la lengua desconocida por otros sea interpretada. Un así, si se hablan lenguas habiendo interpretación, estos mensajes en lenguas no deben de tomar nunca preeminencia sobre el culto sino que están limitados a dos ó tres como máximo y por turno y solamente en el caso de haber uno que interprete.

Debemos preguntarnos: ¿hablan en lenguas los cristianos de hoy?.
En un reporte guía para monitorear el desarrollo del vocabulario y el número de palabras utilizadas por los niños, se presentan los siguientes promedios de estudios realizado a chicos de uno a seis años de edad.
Edad: Nivel de desarrollo en el habla:
1) Niños de cerca de un año: Vocabulario de 2 a 3 palabras además de mamá y papá.
2) Niños de uno a dos años: Vocabulario de 10 a 20 palabras incluyendo Nombres. Combina dos palabras tal como “adiós, adiós papi”.
3) Niños de dos a tres años: Vocabulario de 450 palabras. Lleva conversación consigo o con muñecos.
4) Niños de tres a cinco años: Vocabulario de cerca de 1000 palabras. Crea oraciones de 4 y 5 palabras.
5) Niños de cinco a seis años: Vocabulario de cerca de 2000 palabras. Crea oraciones de cinco a seis palabras.
Si comparamos estos estudios con el número de palabras habladas por alguien que “habla en lenguas”, notamos que para tener una conversación con un vocabulario de un niño de uno a dos años, se deben de tener conocimiento de por lo menos 20 palabras. Para tener una conversación con un vocabulario al nivel de un niño de cuatro a cinco años, se necesita tener conocimiento de entre 1000 a 2000 palabras.
¿Que nos dice esto? Nos dice que la mayoría de las personas que dicen “hablar en Lenguas” no tienen el vocabulario suficiente para comunicarse ni siquiera al nivel de un niño de dos años. La mayoría de estas personas sólo repiten de una a cinco palabras y quizás diez cuando más. Estas palabras se repiten una y otra vez de manera seguida siendo intercaladas por palabras en el idioma natural de la persona para luego continuar repitiendo las mismas dos, tres o cinco palabras. Ahora, esto no significa que no haya personas que no puedan hablar en lenguas, ciertamente si ‘puede ser’ que las haya. Creo que no podemos limitar a Dios y la manera que él quiera obrar. Pero esto también nos dice que es muy posible que la mayoría de las personas que dicen “hablar en lenguas” no están hablando verdaderas lenguas sino que lo que hablan bien pudiera ser el producto de su imaginación, una mala enseñanza de su concilio o una manipulación demoniaca. Esto no es algo que no pueda suceder ya que en las congregaciones donde se acostumbra hablar en lenguas, la presión psicológica es mucha y puede que muchas de estas personas simplemente comiencen a repetir palabras y sonidos producidos por su mente o que hayan oído decir a otros. Además de que las personas para dar una impresión de espiritualidad ante los demás pueden tender a utilizar “las lenguas” con ese fin, aun de forma inconsciente. Por ejemplo las iglesias las asambleas de Dios; la organización Pentecostal más grande del mundo, ellos tienen en sus leyes de concilio que aquel que no habla en lenguas es porque no ha llegado a la plenitud del espíritu. Si usted se va dando cuenta, el tema principal de toda esta ‘’teología’’ es “hablar en lenguas”. ¿Porque? Porque sin haber hablado en lenguas, dicen ellos, que las personas no pueden decir que están llenas del Espíritu “en el sentido Nuevo testamentario del término”. Si la persona no ha hablado en lenguas, nunca podrá entrar por la puerta a la vida llena del Espíritu, nunca tendrá esa marca que es el comienzo de la vida espiritual de Gálatas 5.
Esta es la creencia de la gran mayoría de las iglesias Pentecostales, por eso no es de sorprendernos que las personas se sientan presionadas a querer hablar en lenguas a cualquier costo. Y por eso es que muchas personas que creen hablar en lenguas no hablan sino como producto de la presión creada sobre ellos por la desinformación, porque ¿Quien no quiere vivir una vida llena del Espíritu?, ¿Quién no quiere ser espiritual?. El hecho de que las personas tienden a repetir lo que oyen decir a otros ha sido confirmado por testimonios de aquellos que han notado que a menudo las personas que “hablan lenguas” tienden a hablar palabras bastante parecidas dentro de cada congregación.
Es interesante notar que a pesar de las teorías ‘Pentecostales’ de que los que hablan en Lenguas han entrado por la puerta que les lleva a vivir una vida más espiritual, (mientras que los otros no) no son tan defendibles como pretenden. Tanto la Biblia como la historia se levantan como gigantes testificando en su contra. En la iglesia de Corintios la razón por la que el Apóstol escribe es para corregir la carnalidad prevaleciente en esa congregación donde se hablaban lenguas. Esta iglesia se caracteriza por las divisiones, las contiendas partidarias, la inmoralidad, los desordenes en la celebración de la cena del Señor, las borracheras, los excesos, la falta de amor, el exhibicionismo, orgullo y vanagloria, egoísmo, los desordenes dentro del culto y la aceptación de la falsa doctrina.
De la historia moderna hemos visto que los que hablan en supuestas Lenguas tienden a ser los que peor doctrina tienen. Los Unitarios, por ejemplo, son un grupo que salió de la Iglesia Pentecostal (Asambleas de Dios), niegan la salvación por la fe, creen que los que no hablan en Lenguas no han sido salvos y que el Bautismo en agua es necesario y obligatorio para la salvación, dicen que aquellos cristianos que no diezman de su sueldo son unos malditos que no tienen derecho a ‘’ministrar’’ en la iglesia. Otros herejes más comunes en nuestro tiempo tienen sus raíces en el movimiento de las Lenguas y el Pentecostalismo. Son personas que se creen profetas y siempre tienen en la punta de la lengua las palabras Dios me dijo. Muchos falsos profetas que profetizan cosas que nunca se cumplen, falsos ‘sanadores’ que promueven sanidades fatulas, el movimiento de la Prosperidad, La Súper Fe y sus maestros de la Palabra de Fe, la práctica de la Risa Santa, el fenómeno conocido como Fulminación en el Espíritu (Slain in the Spirit), los desastres de los supuestos avivamientos de Toronto y Pensacola (Florida, USA) donde las personas ladran, aúllan, chillan como animales y tienen comportamientos cuando menos erráticos, sin control de sus acciones (‘borrachera en el espíritu’), son solo algunos ejemplos de lo que han producido aquellos que hablan en Lenguas y que no se ven en las denominaciones que no practican este ‘’don’’, aunque aclaro que eso no significa que tales denominaciones sean perfectas y no ocurran o se enseñen cosas contrarias a la Escritura en ellas. Y finalmente, los muchos Pentecostales creen que las obras como el ayuno, la oración y sus buenas acciones son medios para mantener la salvación de su alma (todas esas cosas son fuego extraño infiltrado en las iglesias cristianas). Que lejos están de la verdad bíblica y de la vida guiada por el Espíritu de la que habla Pablo en la Biblia y el mismo Cristo cuando dijo “el Espíritu os guiará a toda verdad” (Juan 14).
Dios siempre ha establecido claramente que el hombre que habla en nombre de Dios y lo que el tal habla no se cumple es un mentiroso y un farsante. De acuerdo a la ley de Moisés tal hombre debía morir al instante.
“El profeta que tuviere la presunción de hablar palabra en mi nombre, a quien yo no le haya mandado hablar, o que hablare en nombre de dioses ajenos, el tal profeta morirá.” Deuteronomio 18:20.
¡Cuántos muertos habría hoy en día en las iglesias evangélicas y pentecostales si esta ley aún estuviera vigente! Además estos tampoco sienten temor al hablar en contra de las potestades superiores, se hacen así mismo "todopoderosos".
(Por ejemplo; la iglesia donde yo me congregaba fue visitada por un pastor con ínfulas de profeta. Después de predicar un rato señaló al pastor local, que en esos momentos estaba pasando por dificultad financiera, y le ‘’profetizó’’ diciendo: ‘’de aquí a tres meses Dios te va a enviar tres millones de pesos’’. La supuesta ‘’profecía’’ fue recibida con grandes aplausos de la congregación. Los tres supuestos meses ya hace años que pasaron y esa profecía nunca se ha cumplido. . También recuerdo como un supuesto ‘’profeta’’ que visitó nuestra iglesia le ‘’profetizó’’ a una señora que no da hijos pues es estéril y le dijo: ‘’compra ropas de bebes porque ¡!así te dice el señor: de aquí a diciembre vas a abrazar un niño!!’’. Ya de eso hace más de un año y todavía esa mujer esta esperando el milagro).
Ahora debemos preguntarnos:
¿Cuál es el propósito biblico del don de Lenguas?.
El propósito de las Lenguas, según el apóstol Pablo, es de servir como señal al no-creyente…
1 Corintios 14:22:
‘’Así que, las lenguas son por señal, no a los creyentes, sino a los incrédulos; pero la profecía, no a los incrédulos, sino a los creyentes. ’’
Los no creyentes aquí referidos son ‘únicamente’ los judíos del pueblo quienes rechazaron a Jesús y el mensaje del Evangelio. Las Lenguas habladas le servirían a ellos como señal de que la profecía dicha contra ellos se estaba cumpliendo.
1 Corintios 14: 20-21:
‘’ Hermanos, no seáis niños en el modo de pensar, sino sed niños en la malicia, pero maduros en el modo de pensar. En la ley está escrito: En otras lenguas y con otros labios hablaré a este pueblo; y ni aun así me oirán, dice el Señor’’.
Ya Cristo había hablado de esto mientras estaba en la tierra, el reino sería quitado de la nación y dado a un pueblo que llevara los frutos dignos de él (Mateo 21:43). Pero ahora las lenguas servían de “señal” que así sería y que las palabras de Jesús se cumplirían. La maldición pronunciada contra la nación se hacía real. La multitud de lenguas habladas en el día de Pentecostés marcó como señal, el fin de la nación de Israel como Pueblo de Dios había llegado. El comienzo de la Iglesia Nuevo-Testamentaria indicaba la naturaleza internacional (variedad de lenguajes) de la Iglesia y de la expansión del Reino de Dios sobre toda la faz de la tierra. Más tarde, y para más confirmación de que el reino se extendía a los gentiles, Cornelio y los demás gentiles también experimentaron el milagro de hablar en Lenguas desconocidas. Esto serviría de mayor confirmación de que las lenguas eran ‘señal’ del juicio profetizado sobre la casa de Efraín.
Debemos ahora preguntarnos: cuando nosotros negamos el actual don de lenguas;
¿Es esto Blasfemia contra el Espíritu Santo?.
Quizás usted esté pensando que el juzgar el hablar en lenguas es ‘blasfemar contra el Espíritu Santo’. Bueno, en primer lugar la blasfemia contra el Espíritu Santo o poder de Dios es acreditar a Satanás la obra de Dios a través de su espíritu y no estamos haciendo eso (la blasfemia contra el espíritu santo consiste en decir que el poder que actúa a través de Cristo pertenece a Belcebú o Satanás; de esta manera se esta llamando diablo al padre celestial ya que el espíritu santo es el poder que Dios manifiesta a través de Jesús. Mateo 12: 24-28). Solo estamos evaluando tal como la Biblia dice que debemos hacer. Escudriñad los espíritus. Pero hace falta entender también que tan pecaminoso es blasfemar contra el Espíritu Santo al acreditar su obra a Satanás como lo es el hablar de nuestra propia mente y corazón y decir que es Dios quien habla.
‘’ Así ha dicho Jehová de los ejércitos: No escuchéis las palabras de los profetas que os profetizan; os alimentan con vanas esperanzas; hablan visión de su propio corazón, no de la boca de Jehová. ’’ Jeremías 23: 16.
Creo que la Biblia es muy clara en cuanto a esto. Dios no tolera el que se tome su nombre en vano. Cuando una persona habla como que es de parte de Dios, más vale que esté seguro o segura de que lo que está diciendo es ‘verdaderamente’ de parte de Dios, pues de no serlo, el juicio de Dios ha de caer sobre esa persona.
¿Debe un cristiano buscar el don de Lenguas?.
El Cristiano debe de anhelar los dones del Espíritu, pero en obediencia a la Palabra, debe de anhelar aquellos que son ‘mejores’ (1 Corintios 12:31), los que sirven de edificación a la iglesia en su totalidad. Pero aun así debe de entender que es Dios a través de su espíritu quien reparte los dones “según quiere” (1 Corintios 12:7). Esto significa que la persona debe desear los mejores dones, PERO a la misma vez debe de orar para que Dios le muestre cual es el don que le ha dado y para utilizarlo de manera que edifique.
No se debe hacer énfasis en recibir el don de lenguas por el simple hecho de querer hablar en lenguas. Pero si lo recibe debe de seguir el consejo del orden bíblico en cuanto al uso propio de este don tal como lo hemos visto en este estudio el cual es estrictamente bíblico. El fin de todos los dones es la edificación del cuerpo y sea el don que sea debe ser utilizado en amor y con el fin establecido en la Palabra. Nunca se debe buscar el don simplemente por deseo a ser edificado a sí mismo, sabiendo que esa edificación personal viene solo como ‘consecuencia’ de ser de edificación al cuerpo de Cristo en toda su totalidad. Ya se ha visto que el hablar lenguas no produce mayor espiritualidad en un creyente. Lo que el Cristiano debe desear siempre es una vida llena de los frutos del Espíritu. Y sí, se puede vivir esa vida y ser lleno del poder de Dios, SIN haber hablado en lenguas jamás.
Consejo final:
Finalmente, creo que es importante seguir el mandamiento bíblico que nos dice “no impidáis el hablar en lenguas” (1 Corintios 14:39). El hablar en lenguas no se debe de impedir, ahora, cuando se hablen lenguas en la congregación (o a solas) se deben de seguir las normas establecidas en la Palabra de Dios. Que solo se hablen si existe interpretación. Que no hablen más de dos o tres en una reunión (uno a la vez). Y que los que hablan en lenguas pidan al Señor el poder interpretarlas. Y que los Cristianos tienen el deber y mandamiento bíblico de “Examinadlo todo; retened lo bueno” (1 Tesalonicenses 5:21), evaluar las lenguas de cualquiera que diga que tiene este don y rechazarlas si no se pueden defender bíblicamente. Estoy convencido de que una vez establecidas y seguidas al pie de la letra las instrucciones sobre el evaluar el hablar en lenguas (así como la profecía), muchos dejarán de ‘hablar en lenguas’ pues se darán cuenta que lo que hablan no son verdaderas lenguas y no estarán dispuestos a pasar el riguroso examen de las Escrituras queda
Rating: 3.52

Comentarios

Por decisión del propietario de este podcast, este audio no acepta comentarios anónimos.
Regístrate en iVoox para comentarlo.

el poderoso de israel dejo mi correo niebla.gato@hotmail.com

17/02/2013 a las 06:10

el poderoso de israel exelente tema Alexander esta completamente apegado a las escrituras, pero discúlpame no estoy de acuerdo con la EGOCENTRISMO de TITO , es arrogante y lamentablemente le resta respeto como persona.

17/02/2013 a las 06:09

Ver todos los comentarios (5)

Más audios relacionados de
Fe, filosofía y espiritualidad

  • 145 - Religiones Extravagantes II
    En el Podcast TERRA INCOGNITA  | 01:07:14 min |
    • 35
    • 8
  • Un Curso de Milagros 1
    En el Podcast Podcast Un Curso de Milagros  | 46:51 min |
    • 174
    • 45
  • La mente de Dios
    En el Podcast canalizaciones kryon  | 43:37 min |
    • 33
    • 6
Ver todos los audios de Fe, filosofía y espiritualidad
Subido por ALEXANDER GELL (APOCALIPTO)

 Seguir
Este audio le gusta a: 8 usuarios
x

Escucha este audio desde tu Smartphone