Audio no disponible. Inténtalo más tarde.
Preparando para la descarga

Preparando audio para descarga.

Escucha patrocinada. El audio empezará en pocos segundos...

Escucha sin anuncios y sin esperas con iVoox Premium

Pruébalo Gratis

X

Descripción de ♾ Microsalto #04: SALTO SOBRE RUEDAS

motor ocio clásicos anécdotas coches


Este audio le gusta a: 18 usuarios

Lee el episodio

Este contenido se genera a partir de la locución del audio por lo que puede contener errores.

Comentarios

Imágen de usuario
Pixel Van Gogh

Joder, yo me saque el carne con 25 Y teórico a la 1a , práctico a la 7a !!!! juasssss . me compré en el acto un peugeot 105 de 3a mano que vendi 2 años después por 250 euros Jajajaja y me compré un chevrolet Lacetti 2000 120cv diesel , me encantó, buenisimo, 14 años de felicidad . ahora tiro de nissan juke , 117cv gasolina , y me gusta mucho, pero le falta repris siendo sincero, en marchas altas revoluciona poco

Imágen de usuario
Cartuchos, Cedeses y Prozac

Todo un acierto el microsalto, recuperando aquel programa de Fase Bonus. Pues os vuelvo a repasar lo que ya os conté, creo recordar. Los primeros recuerdos que tengo de coches en la familia son de un seat 600 que tuvo mi abuelo, de color verde militar, y que tenia una especie de maletero/puerta rara por detrás. El recuerdo es borroso. También recuerdo vagamente el Dyane 6 azul de mi padre, el primer coche que tuvimos en la familia, y también en un verde botella feísimo, un Renault 4L de mi tío Joaquín, del que me flipaba la palancota de cambio de marchas saliendo del salpicadero. No se que le pasó al Dyane 6, pero cuando tenía yo 6 años, desapareció y llegó a casa un Seat 127 color marron mierda. Aquel coche nunca, nunca, olió bien. Se que es un modelo muy querido por los aficionados, pero yo lo detesto. Recuerdo especialmente un viaje que hicimos a Casasimarro, en el que íbamos a visitar a unos amigos de la familia (que grandes y que cariño les guardo a Ángel y a Rosa, les echo en falta). Además, llevábamos una de las perras que mi abuelo nos encasquetó para regalársela al bueno de Ángel. Parábamos cada hora para sacarla, darle de beber, y la verdad es que se portó de maravilla. Pese a que la travesía de ida y vuelta fue una mierda, la semana que pasamos allí mereció con creces la pena. No he vuelto, y me da rabia no haberlo hecho todavia :( Pero, a ver, yo tendría 9-10 años o algo así, mis padres fueron a buscar otra vez coche, siempre de segunda mano. Y llegaron a casa con un bicharraco que hoy en día me sigue poniendo los pelos de punta cuando lo recuerdo: un Peugeot 5050 SRT Turbo. ¡¡UN PUTO TANQUE!! Flechazo, que...¡Me sentía como si estuviera viviendo en una película! ¡La primera vez que vi y palpé los mandos de unos elevalunas eléctricos. De todos los coches que han llegado a casa, de éste es del que mejor recuerdo tengo. Y toda la familia, también. Pero ya me he ido por las ramas otra vez (tengo el dia tonto, oooootra vez). Hablamos de coches favoritos de nuestra infancia. Pues mis gustos son de lo más eclécticos. Me molaba mucho la linea del Renault 14 TL. Como fan del Inspector Gadget, pues que deciros: es ver un Lotus Esprit Turbo del 81 en color azul y empiezo a babear intensamente. Creo que a todos nos pasó lo mismo cuando vimos Regreso al Futuro o jugamos al Out Run por primera vez: que si el DeLorean, que si el Testarrossa. ¡Como no quererlos! Llegué a ver un Testarrossa bastante de cerca y me sorpredió lo "culón" que es, la verdad. Con otro coche que lo flipé mucho cuando lo vi por las calles de mi pueblo fue con el Toyota Celica. No el de faros mecanizados, el de los redonditos. Eso si, su propietario tenía un gusto para los colores un tanto dudoso (nunca he visto un gris más feo). Y uno de los coches que más me sorprendió ver cara a cara fue en la playa de Gandía, cuando entonces podías ir al Dublin a ver música en directo y a tomarte un par de pintas de Guiness o Murphy bien fresquitas ( como lo añoro, sorry!). Pues me vi que por la calle, lo veía de cara, un Aston Martin DB 5 del 2007, como el de Daniel Craig en Casino Royale, pero descapotable. Negrísimo, como resplandecía, y cuando llega a la intersección, veo que toma una de las calles laterales y al verlo maniobrar, no podía creérlo: ¡¡Ese cacharro es más largo que un tren de mercancías!! Bueno, no me enrollo más. Deciros que mi coche, para que os burléis a tope, es un Peugeot 1007 Dolce 1.4 HDI, color Gris Ceriante, y que lleva conmigo desde noviembre de 2005 dándolo todo. Mira que cuando lo ví la primera vez me pareció feo de narices, pero cuando entré y ví que cabia (entonces) sobradísimo, me dije : Me lo llevo. Un saludete, saltadores!

Imágen de usuario
nonnoes

El chiste del Ferrari me lo ha tenido que explicar Jarkan, qué corto soy, no está mal , yo también tuve un Twingo y lo hecho mucho de menos era muy grande por dentro sobre todo para los pasajeros de atrás que se quedaban sorprendidos, claro a a cambio de sacrificar el maletero. Mi primer coche fué un R11 que murió de viejo.

Imágen de usuario

Más de Aficiones y gastronomía