Alces y alienígenas- Las pascuas de Soba - El tesoro de Peña Sagra -Cantabria Oculta 4x27

Alces y alienígenas- Las pascuas de Soba - El tesoro de Peña Sagra -Cantabria Oculta 4x27

Audio no disponible. Inténtalo más tarde.
Preparando para la descarga

Preparando audio para descarga.

Escucha patrocinada. El audio empezará en pocos segundos...

Escucha sin esperas

Hazte Premium

X

Descripción de Alces y alienígenas- Las pascuas de Soba - El tesoro de Peña Sagra -Cantabria Oculta 4x27

paranormal leyendas enigmas desconocido extraterrestres


Este audio le gusta a: 26 usuarios

Comentarios

_('Imágen de usuario')
Jose Maria Casanovas Rojas

“Las cosas mágicas estaban siempre en manos de las mujeres”. He oído esta afirmación (con la que estoy de acuerdo) relacionada con el concepto del matriarcado durante el programa y no es la primera vez que la oigo. Hay quien ha llegado a creer (y no me refiero a vosotros) que, en algún momento de la Historia (y/o de la prehistoria), en una fase de la evolución de las sociedades humanas, las mujeres ostentaron el Poder y se dio algún tipo de matriarcado de forma generalizada, pero de esto no hay constancia. Por desgracia, parece bastante difícil que las mujeres tomaran el Poder en algún momento más que nada porque su forma natural de organizarse es la Cooperación y esta es una idea antitética a la de Poder (es como hablar de “monarquía democrática”, un “nonsense” propio Lewis Carroll). Este sistema cooperativo se da también entre las hembras animales. Uno de los casos más conocidos de supuesto matriarcado en el reino animal es el de las elefantas. En efecto, en su sociedad hay dos clases (machos y hembras) y, si la riqueza (necesaria para que se pueda ejercer algún tipo de Poder sobre ella y su distribución) se considerase entre estos animales la gestión del sexo, la maternidad y sus frutos y la vida social, estarían en el Poder las hembras ya que los machos son excluidos de la sociedad por su extrema violencia. No hay constancia de primates que excluyan a los machos para que puedan organizarse las hembras a su aire, tampoco se conoce ninguna sociedad humana actual, histórica o legendaria (si literaria o fantástica pero no como un eco del pasado sino como un reflejo posibilista, una caricatura o una distopía) que lo haya hecho, con lo que es difícil que la evolución humana, tan similar aun en la actualidad a las de los primates, dejara hueco para una época prolongada y generalizada donde las mujeres gobernaran. /La cuestión de la masculinidad humana, en la cultura tradicional que ha bebido de la naturaleza que la rodea, parece dirigida a “vencer” y la de las mujeres a “sobrevivir”; este reparto de papeles se asienta en una base cultural pero también biológica, aún no somos tan artificiales como para dejar de ser animales. Simbólicamente, las mujeres pertenecen a la magia de forma natural ya que ellas forman parte de la Naturaleza y sus ciclos mientras que los hombres viven exentos y alienados de la vida natural. Por esta razón, los hombres (los varones) inventaron “diosas” en el paleolítico (convirtieron en cosas inhumanas a las mujeres y esto no es ningún honor) ante el misterio de la fertilidad; no fueron ellas las que se “subieron a los altares” desde el Poder que ostentaban si no que fueron ellos los que lo hicieron sin preguntarles si querían dejar de ser personas iguales a los hombres. La organización de las mujeres es horizontal, cooperativa y la de los hombres es vertical: “subir a alguien a los altares”, ponerlo en vertical para que su cabeza esté sobre la de los demás, no es obra de mujeres si no de hombres. Mas tarde, al entender la coautoría masculina de la fertilidad (que los varones también formaban parte de la magia de la Naturaleza), los mismos hombres (los varones), en un acto de revanchismo injustificado (en realidad en mil actos durante la Historia que van desde la quema de brujas a “las hazañas” de “la manada” y la cuenta seguirá, desgraciadamente), “derribaron los altares” femeninos y adoraron al gran falo asentando el sistema de Poder neolítico en el que nos movemos todavía. Sin embargo, las religiones del falo continuaron reconociendo el papel femenino, aunque fuera en segundo plano, para legitimar el papel del rey macho, de la misma forma que el conquistador victorioso ocupa el trono de su enemigo y se reviste con sus atributos sumándolos a los propios: no elimina y sustituye, se refuerza al sumarse a una legitimidad anterior. Acostumbran a encontrarse figuras mágicas femeninas relacionadas con el dios patriarcal como las madres, las hermanas, las propias esposas… y a veces, todo a la vez (madre, hermana y esposa), tambien hay hijas... Pero aún no se puede llamar a nada de todo esto que he narrado “matriarcado”./ El matriliniado tampoco es un matriarcado, la poliandria tampoco es un matriarcado, sólo diferentes estilos de gestión social dentro del patriarcado, y en ninguno de los dos casos es obligatorio pensar que se trate del residuo de uno que lo fue y, de haberlo habido, solo sería de forma local y durante un tiempo relativamente breve, en ningún caso una “época” generalizada de la Humanidad de la que hubiera quedado constancia de algún tipo como, por ejemplo, sucede con el mito del diluvio universal e, incluso (aunque sea más improbable), la famosa Edad de Oro. Los reinos masculinos gobernados por mujeres tampoco son un matriarcado (Si Hilary Clinton hubiera conseguido la presidencia, no nos habríamos levantado ese día en un imperio matriarcal, seguiríamos viviendo en el mismo imperio capitalista donde gobiernan las corporaciones que cultivan la religión de la “victoria” por encima de la de la “supervivencia”). Las concesiones machistas en las que se permite a las mujeres gobernar una localidad durante un día o una semana e inventos parecidos, no son más que carnavaladas simpáticas que esconden una válvula de escape para tensiones domésticas y sociales (concesión de migajas desde arriba proyectando una ilusión de lo que nunca se permitirá que llegue a suceder), la espita de una olla exprés. /Por tanto, si no ha existido realmente el mítico matriarcado, ¿qué os parecería si empezáramos a hablar de algo así como “matrimagiado” en lugar de “matriarcado” (relación Magia-Mujer sí ha existido en el pasado y de forma fuerte y generalizada, sin embargo, gobierno y gestión del Poder por las mujeres no) y conserváramos este concepto para reclamar la última esperanza que nos queda como Humanidad para gestionar con éxito equitativo las cuestiones políticas, sociales y económicas que los hombres no hemos sido capaces de solucionar durante toda la Historia por nuestro exceso de testosterona y, en definitiva, por puro miedo-pánico a una existencia limitada? ;D/ Fuerte abrazote!!!

_('Imágen de usuario')
Miguel Ángel

muy buen programa,de principio a fin,,la sección de Cantabria Pagana,fántastica,tiene algo especial escuchar a la gente mayor,cuando cuenta algo interesante Enhorabuena.

_('Imágen de usuario')
Anónimo

Nos gusta el programa por eso mismo que dices beibi,por ser naturales por el toque de humor que le dais y todas historias que nos contais,sois cojonudos,seguir asi,no cambieis nunca!! por cierto ya me puesto al dia con el programa despues de estar un tiempo desconectao por falta de tiempo p.d soy el conocido misterioso de juanra,al cual todavia le debo aun,las dos anecdotas vividas que tuve

_('Imágen de usuario')
Marina Pedraz

habiendo sido hace escasos cien años el episodio del tesoro, seguro que aún hay rastros físicos en el terreno de las excavaciones. en esa zona hubo mucho megalitismo, las piedras pulimentadas que aparecieron son habituales en esos yacimientos. el "palacio sería algún dolmen grande cuyo recuerdo subsistiría en el recuerdo popular.

_('Imágen de usuario')
Marina Pedraz

los ramos de los que habláis me recuerdan mucho a los que se usan en algunas festividades marianas del Oriente de Asturias.

_('Imágen de usuario')
Marina Pedraz

precioso el reportaje sobre las Pascuas.

_('Imágen de usuario')
Ana

Hola! Qué maravilla de gente tenéis, qué lujo poder escuchar esas costumbres de primera mano! lo único que yo recuerdo es que en las Pascuas floridas siempre se estrenaba algo, aunque sólo fuera unos calcetines! hay un dicho (no tiene mucho sentido la verdad) "el que no estrena en Ramos no tiene pies ni manos". Bueno, y guardar el ramo en pequeños atadillos para guardar en la casa a modo de amuleto. Aparte de eso, no conocía esas costumbres tan bonitas que se gastaban en Soba! lo de vestir de blanco ya lo había leído sobre otras zonas de Portugal, aunque seguro que está extendido porque a nadie se le escapa el simbolismo, y la tradición romana común. Debería patrocinaros el Gobierno de Cantabria!!! Saludos!

_('Imágen de usuario')
Marcos Goitia Ruiz

POLE,joer! que parada está la gente XD

_('Imágen de usuario')

Descubre podcasts de otros países

Horror a la Media Noche

Horror a la Media Noche

Horror a la Media Noche, con Flavio Arenas, desde Aguascalientes, México.

La Llamada De La Luna (LLDLL)

La Llamada De La Luna (LLDLL)

El Podcast donde el Misterio, la Cultura, Enigmas, Arte, Artistas Nóveles, Biografías, Terror e Historia se dan la mano para conocer y disfrutar de todo lo que te interesa. Seguidor incondicional de La Rosa de Los Vientos y La Escóbula de la Brújula, La Llamada De La Luna (LLDLL), pretende seguir, humildemente su huella. Visita elcaminarte.es

Milenio Live (Oficial)

Milenio Live (Oficial)

MILENIO LIVE no es radio. Milenio Live no es televisión. Es más. Es conexión. Conexión total con la audiencia. Un paso más en busca de la comunicación total. Desde el hogar de Iker Jiménez y Carmen Porter, comienza cada viernes una formidable aventura donde tú eres parte esencial.

NOCHES DE TERROR

NOCHES DE TERROR

¿Qué se esconde detrás de lo que nos asusta?... casas encantadas, demonios, ouija... Vive auténticas noches de terror junto a nosotros

Elena en el País de los Horrores

Elena en el País de los Horrores

Elena en el País de los Horrores es un podcast, nacido en 2012, de la mano de la periodista , especializada en crímenes, Elena Merino. De su pasión por el lado oscuro del ser humano surge un espacio que hace las delicias de quienes, como ella, disfrutan sintiendo esa punzada de terror que acompaña al relato de los crímenes más sórdidos de la historia. Junto a Elena, un grupo de colaboradores da forma a una hora llena de horror, misterio, leyenda y criaturas sombrías.


Usamos cookies para que la web funcione, personalizar contenido, analizar trafico, mostrar anuncios personalizados y para integrar redes sociales. Compartimos información con nuestros partners de analítica, publicidad y redes sociales para el registro. Si pulsas “Aceptar” o continuas navegando, aceptas su uso.


Más Información