Choquejuergas 6x08: Fincher soy yo literal

Choquejuergas 6x08: Fincher soy yo literal

Audio not available. Try it later.
  • Download
  • Share
  • Like
  • More
Preparing audio download

Preparing audio to download.

Sponsored listening. Audio will begin within seconds...

Escucha sin anuncios y sin esperas con iVoox Premium

Try it for free

X

Choquejuergas 6x08: Fincher soy yo literal description

estrenos Netflix david fincher michael fassbender


This audio is liked by: 11 users

Lee el episodio

Este contenido se genera a partir de la locución del audio por lo que puede contener errores.

Comments

Imágen de usuario
DavidIlustre

La vi ayer y me gustó, pero ahora me ha gustado más. Los primeros 20 minutos son geniales y se me emparentan con toda esa parafernalia de burpees y madrugar de creerte importante y pensar que estás haciendo algo bien por ser así de espartano pero al final eres un pringao que curra estando días en un piso abandonado y comiendo McDonald's mientras vigilas un hotel y un restaurante de lujo y el que te ha contratado ni sabe quién eres ni le importa lo más mínimo. Wenisima peli, wenisimo podcast.

Imágen de usuario
Genis Martorell Paga

La mejor crítica de cine que he leído nunca dice tal que así: "Odio la gente que ama el Club de la Lucha. Y amo el Club de la Lucha."

Imágen de usuario
matias

Por aportar algo sobre la escena final con el millonario, yo creo que escenifica la culminación de su desengaño y el momento en el que finalmente deja de engañarse a sí mismo con sus mantras y se da cuenta de que simplemente es “uno más”. Y esto porque de repente descubre que el millonario no tiene ni idea de quién es él, y por tanto no le tiene ningún miedo. Al encontrarse cara a cara con alguien que sí que verdaderamente forma parte de ese 1% que realmente domina el mundo, el asesino toma consciencia de su insignificancia y de su papel en el mundo, de que sólo es un engranaje más en la gran maquinaria capitalista. No es especial, no es diferente, es un trabajador más, sólo que en su caso su trabajo consiste en matar. Pero eso no le convierte en parte de ese 1%, sigue siendo parte de la mayoría. Durante toda la película se ha ido desengañando paulatinamente, pero tenía tan interiorizado ese discurso, asimilable al de la autoayuda barata, que seguía interpretando su papel, y en ese encuentro final cara cara con el verdadero poder se le termina de resquebrajar la carcasa ideológica. Igual que el criptobro que puede mantener la ficción de que es el futuro Elon Musk frente a sus semejantes pero no podría mantenerla frente al propio Elon Musk, porque él es un millonario de verdad y no un pobre que simplemente se cree rico. Pero es que entroncando también con lo que comentaba Alberto sobre Mark Fisher, el capitalismo se sustenta precisamente sobre la mentira ideológica de que todos podremos triunfar algún día si nos esforzamos lo suficiente, aunque sepamos que estadísticamente es prácticamente imposible y que en la cúspide de la pirámide no hay sitio para todos. Pero así funciona: sólo unos pocos pueden triunfar, pero para que la rueda siga girando todos tienen que actuar como si fueran a ser ellos los próximos triunfadores. Al final, los mantras y las reglas que el asesino no son más que un trasunto de todas esos discursos que pretenden racionalizar todas nuestras derrotas haciéndolas pasar como éxitos encubiertos, lo que es una consecuencia directa de vivir en una sociedad (sobre todo la americana) que no contempla el fracaso como resultado posible. Así que o tienes éxito o finges que lo tienes, porque lo único peor que no ganar es perder.

Imágen de usuario