Las críticas al colapsismo también valen - Ampliando el debate

Las críticas al colapsismo también valen - Ampliando el debate

Audio not available. Try it later.
  • Herunterladen
  • Share
  • Like
  • More
Preparing audio download

Preparing audio to download.

Sponsored listening. Audio will begin within seconds...

Escucha sin anuncios y sin esperas con iVoox Premium

Try it for free

X

Las críticas al colapsismo también valen - Ampliando el debate description

peak oil transición crisis energética colapsismo


This audio is liked by: 76 users

Lee el episodio

Este contenido se genera a partir de la locución del audio por lo que puede contener errores.

Comments

Por decisión del propietario, no se aceptan comentarios anónimos. Regístrate en iVoox para comentarlo.
bit_nick

por cierto. Murió hace un par de días Colín Powell, otro cabronazo NeoCon. Famoso por toda la eternidad al copiar con descaro e impunidad el escenario en la ONU de la Crisis de Misiles, con la intención de justificar la mentira de ADM de Saddam. Suerte tiene de que Dios no existe

Por decisión del propietario, no se aceptan comentarios anónimos. Regístrate en iVoox para comentarlo.
pensamientopulga

Se os piden certezas en las predicciones porque sois hegelianios ; si no os gusta , haceros postmodernos 😛

Por decisión del propietario, no se aceptan comentarios anónimos. Regístrate en iVoox para comentarlo.
Demódoco

Estoy bastante de acuerdo con Turiel, y sospecho además que no dice todo lo que piensa sobre el "colapsismo" que representa por ejemplo el director del programa, por temor a ser expulsado de este culto totalitario del ecologismo político y/o covidianismo; una especie de "no alternative" neomarxista, que promueve un autoritarismo basado en la fuerza mayor (la razón de Estado) despreciando la política y la pluralidad: ramplona tecnocracia ingenieril. Algo tan evidente que produce pena tener que explicarlo. Creo que las palabras de Turiel sobre el colapsismo como una ideología social, reflejan las de Giorgio Agamben en este artículo sobre el movimiento totalitario covidiano que sufrimos: es decir que la sociedad se dirige al colapso y/o a la guerra, por puro aburrimiento, por "hacer Historia"; este delirio aprovechado por el poder para asegurarse. Agamben dice: "... el vínculo que une la guerra y los poderes de gobierno es...íntimo y consustancial: la guerra es algo de lo que dichos poderes no pueden prescindir durante mucho tiempo. . . . En su novela, Tolstói contrapone la paz, en la que los hombres siguen más o menos libremente sus deseos, sus sentimientos y sus pensamientos, algo que se les presenta como la única realidad, a la abstracción y a la mentira de la guerra, en la que todo parece ser arrastrado por una inexorable necesidad. Y en el fresco que pintó en el Palacio Comunal de Siena, Lorenzetti representa una ciudad en paz cuyos habitantes se mueven libremente según sus ocupaciones y placeres, mientras que en primer plano las muchachas bailan agarradas de la mano. Aunque el fresco se conoce tradicionalmente como El buen gobierno, tal condición, tejida como está a partir de los pequeños acontecimientos cotidianos de la vida común y de los deseos de cada individuo, en realidad a la larga resulta ingobernable para el poder. Por mucho que esté sometida a límites y controles de todo tipo, esta condición tiende de hecho, por su naturaleza, a escapar a los cálculos, a las planificaciones y a las reglas (o, al menos, éste es el secreto temor del poder). . . . . Otro modo de expresarlo sería diciendo que la historia, sin la cual el poder, en última instancia, resulta impensable, está íntimamente ligada a la guerra, mientras que la vida en la paz es, por definición, algo sin historia. Cuando Elsa Morante tituló su novela La Historia, en la que las vicisitudes de unas simples criaturas se contraponen a las guerras y a los acontecimientos catastróficos que marcaron el siglo veinte, probablemente tuviera algo así en mente. . . .. Por todo ello, los poderes que quieren gobernar el mundo deben recurrir tarde o temprano a una guerra, sin importar que sea real o que haya sido cuidadosamente simulada. Y dado que en el estado de paz la vida de los hombres tiende a escapar a toda dimensión histórica, no es de extrañar que en nuestros días los gobiernos no se cansen de recordarnos que la guerra contra el virus marca el inicio de una nueva época histórica, en la que nada será como antes. Y muchas personas, entre ellos quienes se tapan los ojos para no ver la situación de no libertad en la que han caído, la aceptan precisamente porque están convencidos, no sin un punto de orgullo, de que están entrando ―tras casi setenta años de vida pacífica, esto es, sin historia― en una nueva era.. . . . .. A pesar de que, como es más que evidente, se tratará de una época de sacrificios y servidumbre, en la que todo lo que hace que la vida sea digna de ser vivida tendrá que sufrir mortificaciones y restricciones, estas personas se someten a ella de buen grado, porque creen estúpidamente haber encontrado así para sus vidas ese sentido que, sin saberlo, habían perdido en la paz. Es posible, sin embargo, que la guerra contra el virus, que parecía un dispositivo ideal que los gobiernos pueden dosificar y orientar según sus exigencias con mucha más facilidad que en caso de una verdadera guerra, acabe, como cualquier guerra, escapando de sus manos. Y tal vez, llegados a ese punto, si es que ya no es demasiado tarde, las personas volverán a buscar esa paz ingobernable que tan incautamente han abandonado. .. https://www.politicayletras.es/el-virus-la-guerra-y-la-paz/

Por decisión del propietario, no se aceptan comentarios anónimos. Regístrate en iVoox para comentarlo.
Helena Amb Hac

como siempre felicidades, muy buen programa a ver por donde sale todo esto

Por decisión del propietario, no se aceptan comentarios anónimos. Regístrate en iVoox para comentarlo.
Manel Gallart

A veces me alegro de tener ya 51 años...

Por decisión del propietario, no se aceptan comentarios anónimos. Regístrate en iVoox para comentarlo.
bit_nick

si vuelvo a escuchar una vez más "anarquismo termodinámico" me los clavo al suelo.

Por decisión del propietario, no se aceptan comentarios anónimos. Regístrate en iVoox para comentarlo.
Salvador Ortega Fernandez

Buen programa y....a seguir picando piedra!

Por decisión del propietario, no se aceptan comentarios anónimos. Regístrate en iVoox para comentarlo.
Ander Lug

Aquí un anarquista termodinámico, por seguir la etiqueta de Emilio. Me ocurre una cosa mientras escucho su discurso: me acuerdo del 15M, cuando la espontanea congregación de aspiraciones anarquistas, emancipadoras y revolucionarias (por mucho que se enrolle Emilio la Verdad es revolucionaria) se esfumaron por una promesa reformista vinculada a la política institucional en la que tanto Errejón, como Pablo, como Alberto Garzón... fueron colaboradores necesarios. Emilio incide en esta visión y apela a la necesidad del anarquismo... como "supporter" de sus lógicas partidistas. Y sí Emilio, la política que conocemos va de la mentira edulcorada, en la que tanto abundan tu partido y todos los otros partidos. Es una lástima que el resto del programa no se haya entrado a discutir abiertamente ese discurso. Turiel plantea la componente humana, ecosistémica, y su incompatibilidad con los Estados-Nación actuales: "Para mí el Estado está en colusión necesaria y perfecta con el Capitalismo..." (min. 52:37) La visión global (gaianamente integral y holística) y la acción local, autogestionada y directa, son la única alternativa palpable ante el solaz que nos muestra cada día la política al uso, partidos verdes o ecologistas incluidos. Se trata de estar preparados para resistir y luchar ante las dinámicas fascistas que corren paralelas al colapso en curso. Utópico, dirán. Utópico es tener esperanzas en que la política institucionalizada, absorbida y cooptada por el Estado y los oligopolios del capital harán algo por los pueblos ¿Creen que el sistema se cambia desde dentro? Hallá ustedes.

Por decisión del propietario, no se aceptan comentarios anónimos. Regístrate en iVoox para comentarlo.
José Manuel Castillo Amigo

Un programa de maestros!!! Decirle a Muiños que, en buena parte, la política es la gestión del excedente.

Por decisión del propietario, no se aceptan comentarios anónimos. Regístrate en iVoox para comentarlo.
jorge sempere

"haceros abogados del estado". pero si sabemos que quien acaba de abogado del Estado, ademas de papagallo es papainfluencer

Por decisión del propietario, no se aceptan comentarios anónimos. Regístrate en iVoox para comentarlo.