El ente acariciador - Misterios cotidianos T6 E 36

El ente acariciador - Misterios cotidianos T6 E 36

Audio not available. Try it later.
  • Download
  • Share
  • Like
  • More
Preparing audio download

Preparing audio to download.

Sponsored listening. Audio will begin within seconds...

Escucha sin anuncios y sin esperas con iVoox Premium

Try it for free

X

El ente acariciador - Misterios cotidianos T6 E 36 description

paranormal misterio terror comedia entretenimiento


This audio is liked by: 60 users

Lee el episodio

Este contenido se genera a partir de la locución del audio por lo que puede contener errores.

Comments

Por decisión del propietario, no se aceptan comentarios anónimos. Register para comentarlo.
jairo diaz

joder chicos, ke está semana ke lo habréis grabado. Al perro de mi cuña (yorsay) lo a matado un rosbailer ke casualidad

Por decisión del propietario, no se aceptan comentarios anónimos. Register para comentarlo.
Javier Sierra

Angel estas flipao entre lineas,va a ser Felipe VI ,yo si la tengo calada,es la infanta Leonor desde la cuenta de Felipe VI ,e iba con Doña Leticia.

Por decisión del propietario, no se aceptan comentarios anónimos. Register para comentarlo.
Vallekas

Pero, de que son las actuaciones esas de Ángel? Yo no le conozco nada más que del podcast este.

Por decisión del propietario, no se aceptan comentarios anónimos. Register para comentarlo.
Pablo Javier Lombardero Blanco

"si es un caniche se va a poner bien, así que si es un perro de verdad no te cuento" jajajaja grandisimo!

Por decisión del propietario, no se aceptan comentarios anónimos. Register para comentarlo.
Marianina Nanina

Igór

Por decisión del propietario, no se aceptan comentarios anónimos. Register para comentarlo.
Diana González

¿Soy la única que pensó que había vuelto a mandar un misterio agraz (o como se escriba)?

Por decisión del propietario, no se aceptan comentarios anónimos. Register para comentarlo.
Laura Muñoz

SILVIA, Su Ilustrísima, Leal, Venerable e Iluminada Alteza jajaja

Por decisión del propietario, no se aceptan comentarios anónimos. Register para comentarlo.
César Blanco

Todo comenzó hace 8 años, cuando mi futura esposa y yo decidimos mudarnos a la casa en la que me crié. Era una casa de barrio con más de 60 años de antigüedad, un lugar que guardaba los ecos de vidas pasadas y estaba un tanto deteriorada por el tiempo. Pocos meses después de habernos instalado, una inquietante presencia comenzó a manifestarse.El primer indicio fue un olor nauseabundo que invadía la salita. Era un hedor a pescado en descomposición, tan fuerte y penetrante que parecía emanar de las paredes mismas. Lo curioso era que el olor aparecía y desaparecía sin previo aviso, y parecía concentrarse en un punto específico que no podíamos localizar.En busca de una explicación, recordamos ocasiones pasadas en las que habíamos tenido que buscar frutas podridas ocultas en rincones olvidados. Hicimos lo mismo esta vez: volcamos la salita, revisamos cada rincón, cada armario, cada caja y cada espacio detrás de los muebles. Pero no encontramos nada que pudiera estar generando ese terrible olor.Dos semanas pasaron así, sumidos en un constante estado de vigilancia y repulsión, revisando la casa de arriba abajo sin éxito. Finalmente, rendidos, dejamos de buscar, resignados a convivir con aquella pestilencia que iba y venía a su antojo. A veces el olor desaparecía por días, solo para volver a sorprendernos y perturbar nuestra paz semanas después.Comentándolo con mis padres, nos dijeron que ellos también habían sufrido por este misterio durante años. Sospechando que el olor provenía del baño, habían llegado a contratar a un obrero que picó el suelo y las paredes en busca de la fuente, 15 años atrás. El misterio, sin embargo, se remontaba aún más, hasta la casa anterior en la que vivimos allá por los 90, pues este fantasma marino parecía ya haber hecho su presencia por aquel entonces.Así, lo que comenzó como una simple mudanza a la casa de mi infancia, se convirtió en una odisea de olores y sombras, un misterio que nos atormentó durante años, hasta que finalmente desenterramos la verdad oculta en la vieja baquelita.El tiempo pasó y tiempo después, desesperados por la falta de respuestas, comencé a investigar en internet. Fue una búsqueda obsesiva, revisando decenas de páginas sin hallar nada relevante, hasta que un día, en la página 10 o 15 del buscador, encontré una pequeña entrada en un blog olvidado. [ESPACIO PARA LA DOCTRINA DAVIS] Un caballero mencionaba que, en tiempos pasados, las roscas de las lámparas se fabricaban con baquelita, un material que al calentarse desprendía un fuerte olor a pescado.Con esta nueva pista, corrimos al cuarto y encendimos la lámpara. Poco a poco, el hedor a pescado empezó a llenar el aire, confirmando nuestras sospechas. Habíamos resuelto el misterio. La baquelita, calentada por el uso constante de la lámpara, era la culpable de nuestros tormentos.

Por decisión del propietario, no se aceptan comentarios anónimos. Register para comentarlo.
MalconXXL

Me pregunto con quién consultaria SM, si Elena y Marochalar o Cristina y Urdangarin.

Por decisión del propietario, no se aceptan comentarios anónimos. Register para comentarlo.