NBA 1983-84 – 24 – Utah Jazz

NBA 1983-84 – 24 – Utah Jazz

Audio not available. Try it later.
  • Download
  • Share
  • Like
  • More
Preparing audio download

Preparing audio to download.

Sponsored listening. Audio will begin within seconds...

Escucha sin anuncios y sin esperas con iVoox Premium

Try it for free

X

NBA 1983-84 – 24 – Utah Jazz description

historia nba baloncesto utah jazz 1983-84


This audio is liked by: 36 users

Lee el episodio

Este contenido se genera a partir de la locución del audio por lo que puede contener errores.

Comments

Imágen de usuario
Oscar Villares

Respecto a lo que habéis hablado de las apuestas os dejo un testimonio de Álex Hannum actuando era jugador allá a principios de los años 50. "Jugábamos contra los Knicks en el Madison Square Garden, y vencíamos por una renta cercana a los 10 puntos. El público estaba como loco, lleno de júbilo. Tras un parcial favorable a los Knicks, empataron el partido. De repente el murmullo de la gente desapareció , se habían apaciguado los ánimos locales, pero tan pronto nos pusimos en ventaja otra vez, se volvieron locos de alegría. No estaban allí para vernos jugar, estaban allí para apostar, aunque era ilegal. En cierto modo era triste pensar que nuestros salarios los pagaban indirectamente las apuestas ilegales , porque muchos de los aficionados allí presentes compraban las entradas para ver aquello sobre lo que habían apostado"

Imágen de usuario
Anónimo

Bailey era un Worthy de marca blanca. Más alto, con mucha clase, pero con poca raza. Eaton un jugador muy limitado, pero inteligente para no intentar nada superior a sus capacidades ofensivas. En defensa, un muro. Íñigo.

Imágen de usuario
Imágen de usuario

Hola cracks!!! Me viene a la memoria una anécdota divertida de Frank Layden. En un partido igualado Mark Eaton comete la 5ª falta, Layden entonces mira a su banquillo y le dice al gordo de Mel Turpin que salga. Turpin le contesta "no puedo coach, me estoy cagando". No le queda más remedio que mantener a Eaton lo que les vale para llevarse el partido. El propio Layden contaba esta peripecia cuando los periodistas alababan su estrategia de mantener a Eaton. Grande Frank, grande Eaton y grande Mel. Y ustedes también. Cuidense.🏀

Imágen de usuario