La visión del día 12 de Septiembre de 2018

La visión del día 12 de Septiembre de 2018

Audio no disponible. Inténtalo más tarde.
Preparando para la descarga

Preparando audio para descarga.

Escucha patrocinada. El audio empezará en pocos segundos...

X

Descripción de La visión del día 12 de Septiembre de 2018

actualidad lliure directe manolo gallego felix garcía moriyón la visión del día


Este audio le gusta a: 2 usuarios

Comentarios

_('Imágen de usuario')
_('Imágen de usuario')

Muy buen programa. El tema de la prostitucion tiene muchas aristas. No es un tema nada fácil. Pero para mi la prostitucion no es un trabajo

_('Imágen de usuario')
_('Imágen de usuario')

Su entrevista sobre prostitución de hoy ha adolecido de los males del peor tertulianismo. Me explico: El entrevistado, que se supone algo sabe del tema, compara un sindicato de putas con uno de narcotraficantes o asesinos, lo mezcla todo, la legalización de un colectivo que quiere defender sus derechos con la legalización de las drogas, habla de una cuestión inmoral, deja caer que todos los putañeros son unos pervertidos que exigen prácticas vomitivas, apela a ayudar a estas mujeres, pidan o no ayuda, y apela a lo bien que lo hacen ciertas, organizaciones de monjas, como avales se citan escenas de películas con chistes incluidos y lo más grave de todo, se dan datos, "según los datos que yo tengo" dice como que el 80% de las putas y putos lo hacen de manera forzada, pero en ningún momento dice de donde saca esos datos, con lo que sospechamos que se los inventa. Qué pena, para eso ya están Inda y otros. Les dejo este artículo de Rosa Montero como ejemplo de lo que es hablar del tema y de paso hacer excelente periodismo. Hace un par de semanas, el colectivo Hetaira celebró una trepidante fiesta en Madrid para festejar sus 20 años de vida. Hetaira nació en 1995 de la mano de un grupo de mujeres feministas, algunas de ellas prostitutas, para defender los derechos de las trabajadoras sexuales. Estas heroicas guerreras llevan dos décadas luchando en una casi completa soledad contra los prejuicios más arraigados. Pocos grupos sociales sufren una discriminación tan absoluta como las prostitutas. De entrada, es un tema sobre el que todo el mundo se siente con derecho a opinar, pero no conceden ese mismo derecho a las propias trabajadoras sexuales. Nadie les pregunta lo que piensan, porque, con un puritanismo y una ignorancia feroces, la mayoría de los políticos y de los ciudadanos, tanto de derechas como de izquierdas, piensan que todas ellas son unas víctimas del proxenetismo a las que hay que rescatar de su triste sino, incluso en contra de su voluntad. Eso, equiparar la prostitución a la trata, es la primera equivocación garrafal causada por los prejuicios. Un informe de la ONU de 2010 establece que en Europa sólo una de cada siete prostitutas es víctima de trata. Las demás ejercen su trabajo voluntariamente. Y aquí es cuando el puritanismo cacarea y añade: sí, pero no lo hacen libremente, se ven forzadas por la situación económica… Sí, claro, por supuesto. Como la mayoría de los trabajadores. La mayoría tiene empleos que no les gustan, muchos en jornadas abrumadoras, con un trato laboral humillante y por un sueldo de miseria. Comprendo perfectamente que haya mujeres adultas que prefieran vender sexo (que no su cuerpo: no es un mercado de esclavos ni de ganado) en un desempeño profesional que puede permitirles ganar más dinero en condiciones laborales menos embrutecedoras que, por ejemplo, limpiar oficinas de noche en una subcontrata por 400 euros al mes, sin nómina y teniendo que soportar el maltrato, la precariedad y el manoseo baboso del jefe del equipo. Y es la criminalización de la prostitución, como sucede con la nueva Ley de Seguridad Ciudadana, lo que impide que las hetairas puedan ejercer su trabajo en condiciones óptimas, seguras y saludables. La trata, claro, es un horror, y, como es natural, las prostitutas son las primeras interesadas en erradicarla. Pero la trata engorda con las prohibiciones. En 1999 los suecos promulgaron una ley que penalizaba la compra del sexo, es decir, perseguía al cliente pero no a la vendedora. En 2010 sacaron un informe triunfalista en el que aseguraban que esa medida casi había acabado con la trata y la prostitución. En realidad lo que se publicó en todo el mundo fue un resumen en inglés, no el informe entero, y resultaba muy convincente; incluso yo, que siempre he estado a favor de la legalización de la prostitución, porque me parece una medida obvia para proteger y dar poder a las mujeres que la ejercen, recogí esos resultados en un artículo. Pero luego empezaron a salir multitud de trabajos criticando el estudio. Entre ellos, uno estupendo de Ann Jordan, del Center for Human Rights and Humanitarian Law (Washington College of Law), que analiza punto por punto el informe completo: el texto sueco no demuestra ninguno de los datos que da y carece de una metodología mínimamente fiable. La Universidad de Lund (Suecia) investigó los efectos de la aplicación de la ley entre 2005 y 2010 y sus resultados son demoledores: la prostitución no bajó, sólo se expandió a otros territorios, y el riesgo de las trabajadoras sexuales a ser asaltadas y violadas aumentó significativamente. Hay muchas fuentes autorizadas, desde el informe GRETA del Consejo de Europa a trabajos hechos por las Naciones Unidas o el Parlamento Europeo, que parecen demostrar que la penalización no acaba con la prostitución, sino que la invisibiliza, y que además aumenta la vulnerabilidad de las trabajadoras y su dependencia de los proxenetas, ya que, al no poder haber una oferta abierta, necesitan más a los intermediarios. Lo cual ¡es tan obvio y tan lógico, a poco que se ponga uno a pensarlo! Pero la ceguera de los prejuicios impide ver lo más evidente. Sólo creemos lo que queremos creer, aunque haya mil datos que contradigan nuestro pensamiento fosilizado. El pasado 6 de octubre, las prostitutas del polígono de Villaverde (Madrid) presentaron la Agrupación Feminista de Trabajadoras del Sexo (Afemtras): “Somos feministas porque luchamos por una sociedad en la que ninguna mujer, prostituta o no, sea discriminada”, dicen, con toda razón. Y, sin embargo, conozco a bastantes feministas que no aceptan el derecho de las prostitutas a hacerse cargo de su propia vida y su propio cuerpo. Que quieren salvar a las hetairas contra su propia voluntad. Para mí esto no es más que puro paternalismo, puro machismo. El País, 8 de noviembre de 2015

_('Imágen de usuario')

Descubre podcasts de otros países

Aristegui

Aristegui

Carmen Aristegui recibe cada día a las personalidades más influyentes e interesantes de su país y del mundo, para analizar y discutir los sucesos que hacen noticia en México. Aristegui te permite conocer los puntos de vista de los protagonistas de la actualidad, en sus propias palabras. Se transmite solo en México y Estados Unidos.

gotgeoint?

gotgeoint?

got geoint? is the premier blog for the geospatial intelligence industry. It is hosted and managed by the United States Geospatial Intelligence Foundation (USGIF).

PDU Podcast

PDU Podcast

The Project for Democratic Union (PDU) is a political think-tank which makes the case for a full political union of the Eurozone. We believe in a boldly democratic, unified Europe with a strong civil society and public sphere.

Benchmark con Jorge A. Meléndez

Benchmark con Jorge A. Meléndez

Escucha martes y viernes la opinión de Jorge A. Meléndez.