Voces del Misterio nº.811: Milagros y embaucadores, con Miguel Ángel Pertierra

Voces del Misterio nº.811: Milagros y embaucadores, con Miguel Ángel Pertierra

Audio no disponible. Inténtalo más tarde.
Preparando para la descarga

Preparando audio para descarga.

Escucha patrocinada. El audio empezará en pocos segundos...

Escucha sin anuncios y sin esperas con iVoox Premium

Pruébalo Gratis

X

Descripción de Voces del Misterio nº.811: Milagros y embaucadores, con Miguel Ángel Pertierra

paranormal leyendas más allá enigmas desconocido


Este audio le gusta a: 23 usuarios

Lee el episodio

Este contenido se genera a partir de la locución del audio por lo que puede contener errores.

Comentarios

Imágen de usuario
Ivi Val

Mucho bla bla poca sustancia

Imágen de usuario
Juan José Lebrón Rendón

YO CREO QUE LOS MILAGROS EXISTEN porque: en referencia también a mi cuñada os escribo acerca de que ella siempre ha padecido de problemas respiratorios graves, y que en relación a esta situación patológica - agravada con otras debilidades, enfermedades en consecuencia de su situación de drogadicción - se ha escontrado en alguna ocasión demasiado grave. Cuento esta anécdota: aún yo no conocía a mi mujer - ella tendría unos quince años - y su hermana andaba por aquel tiempo ingresada muy crítica en el hospital clínico de la capital de Málaga. Por la noche y ante el agravamiento de la enferma, los médicos anunciaron un mal pronóstico para las próximas horas, con mal presagio para ella. Todo agravado por su aportación desgraciada de los estupefacientes. A mi esposa, una vecina le puso en las manos una estampa del Padre Pio para que cuando estuviese a los pies de su lecho en el hospital le pusiese la foto del santo bajo la almohada pidiéndole con fe en que la ayudase a ponerse bien. Al amanecer estaba sentada en la cama, con ganas de desayunar e irse de allí. Los médicos se asombraron de su pronta recuperación y ante la alegría colectiva nadie salía de su asombro. YO CREO EN LOS MILAGROS

Imágen de usuario
Juan José Lebrón Rendón

YO DIGO QUE LOS MILAGROS EXISTEN porque: "cuando conocí a mi esposa en el noventa y nueve. me contaba al poco tiempo acerca de la triste vida de su hermana mayor que andaba en poder de la adicción a las drogas y padeciendo todo lo que circunda a este enorme problema. Desde el 14/05/99 se me sucedieron ciertos años contemplando el llanto amargo de mi mujer - sobre todo en los cumpleaños de su hermana - porque no sabía de la vida que llevaba su hermana en Marbella. Un día le planteé que con mucha fe viniese conmigo a visitar EL CRISTO DE CASTELLAR DE LA FRONTERA (Cádiz). Esta talla está provista de pelo largo humano sobre su testa y goza de una manera impresionante de ser muy milagroso desde mucho tiempo atrás; multitud de promesas y testimonios que se caen de las paredes de la capilla por su propio peso así lo atestiguan. Le comenté a mi mujer que le pidiese al SEÑOR con fervorosa fe que ayudase a su hermana a cambiar su mentalidad y que le encendiese unas velas que yo también le acompañaría en dicha petición al ALTÍSIMO. Llegamos un día de hace casi veinte años a dicho templo y cumplimos lo acordado. Pasaron unos diez meses desde aquella visita a Castellar y su hermana, como por extraño que parezca dió la primera señal. Mi suegra confirmó a mi esposa que su hermana estuvo en la casa pidiendo ayuda para ingresar en un centro de desintoxicación de estupefacientes. El centro evangélico BETEL la acogió, y por fin se recuperó totalmente. Hoy vive casada y madre de 3 hijos en Granada capital, telefonéa a diario a la familia y desde entonces no le apetece recordar el tema de su pasado. YO CREO EN LOS MILAGROS

Imágen de usuario